Una Luz acercada mediante el telescopio del grupo

Es importante clarificar exactamente cómo podemos cambiar nuestro deseo de recibir bajo la influencia de la Luz para no desperdiciar en vano nuestros poderes. Todo lo que podemos hacer es acelerar el ritmo de nuestro desarrollo al usar al entorno como una lente de aumento que nos acerca la influencia de la Luz. Esto es en realidad lo único que podemos hacer y lo único que necesitamos.

Al comenzar a trabajar en un grupo, aprendemos a enfocar este telescopio: Reunimos todos los rayos de la Luz que Reforma para que pasen exactamente a través del centro del grupo y sean enfocados exactamente sobre nuestro deseo de recibir. Entonces el deseo de recibir será cambiado por la Luz que Reforma.

Nosotros tenemos que aprender cómo se hace esto: Aprender cómo crece este rayo de Luz que atraviesa la lente de aumento, se concentra e intensifica, y entonces cae sobre el deseo de recibir y lo hace pasar por cuatro fases. Entonces veremos cómo comienzan a tener lugar los cambios en el deseo de recibir y cuan opuesto se vuelve a lo que era inicialmente. La persona comienza a vivir no dentro de sí misma, sino a elevarse por encima de su deseo, por encima del Masaj (pantalla) hacia la Luz que Retorna, hacia el otorgamiento, en vez de recibir, y así llega a la corrección.

Este trabajo en acelerar el desarrollo de nuestro deseo mediante la Luz que Reforma, en realidad nos proporciona el poder de entender y alcanzar todo el sistema. Aun cuando sea sólo el apresuramiento de un proceso, es en este que descubrimos todos los medios y todos los detalles de la creación y el proceso de su desarrollo. Esto se debe a que en cada estado por el que pasamos, tenemos que orientar al grupo de forma diferente.

Entonces el enfoque de esta lente de aumento cambia constantemente y se vuelve lo opuesto de lo que era antes, dependiendo de nuevas condiciones externas e internas. Nosotros estamos constantemente cambiando la influencia del grupo sobre nosotros, y la cambiamos con respecto a la Luz, con respecto al Creador. Eventualmente construimos un nuevo sistema dentro de nosotros, por encima de nuestro deseo de recibir. El grupo se vuelve mi mundo. En vez de un diminuto punto de deseo, yo recibo el mundo entero, el enorme sistema del mundo de Ein Sof (Infinito).

Es gracias al deseo que tenemos que comenzar a alcanzar este sistema llamado el “grupo”, un sistema infinito en su forma finita, y así recibimos los medios que nos elevan por encima de nuestro deseo de recibir.

Todo el nivel del otorgamiento es llamado “auto sacrificio”. Significa que la persona se ha separado totalmente de su deseo de recibir, es decir que “se sacrifica”. Por supuesto, toda la corrección la realiza la Luz, y nosotros sólo tenemos que ajustarnos y enfocar su influencia sobre nosotros a través del entorno, conectar esos tres componentes como una mirilla de un rifle, para que todos estén sobre una línea recta.

Entonces no tendremos más dudas acerca de que tenemos que acercarnos a la naturaleza de la Luz y entonces imaginamos a la sociedad de esta manera y queremos que la Luz nos influya a través de esta. Eventualmente todos esos componentes se vuelven un todo.

El nivel del amor se revela después del nivel de auto sacrificio. Entonces la persona entiende lo que significa la meta de la creación el “hacer bien a Sus seres creados”.

Gradualmente comenzamos a mantener una cierta condición y gracias a esto descubrimos un poco más de entendimiento con respecto a la intención del Creador en relación a la creación. Así avanzamos: Primero está la corrección de las vasijas mediante la Luz que Reforma y después alcanzamos el pensamiento de creación.

(84030 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/26/12, Shamati # 219)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: