0% para nosotros

Pregunta: Ahora, mientras aún estamos en modo de preparación, demandamos obtener el poder del otorgamiento ¿Nuestra petición cambia después de que entramos en el mundo espiritual, o pediremos lo mismo una vez más?

Respuesta: Es la misma petición, pero durante nuestro periodo de preparación, ésta contiene una naturaleza egoísta Lo Lishmá. Yo pido que se me dé la fuerza de otorgamiento, pero subconscientemente espero obtener algún beneficio para mí mismo. Entonces, es llamada “Lo Lishmá” pero la petición en sí permanece igual.

El periodo de preparación comienza con mi primera petición acerca del poder del otorgamiento. Este periodo termina cuando recibimos este poder, el cual usamos para entrar al mundo espiritual. Ahí, recibimos el poder del otorgamiento una vez más.

Durante la preparación, yo pedí por mi propio bien, Lo Lishmá. Quería obtener el poder del otorgamiento y esperaba eventualmente recibir algo bueno para mí. Mis intenciones egoístas gradualmente disminuyeron de 100% en el comienzo de mi viaje hasta que al final se volvieron el 0%. Así es como avanzo durante el periodo de preparación.

Cuando obtengo el poder del otorgamiento al preparar el deseo para el otorgamiento genuino, uso este poder para pedir un poder de otorgamiento más fuerte. En esta ocasión, es la fuerza en el nivel de Bina, Jafetz Jesed, otorgamiento en aras del otorgamiento. En el siguiente nivel otra vez pido el poder del otorgamiento para recibir en aras de otorgar, pero esta vez es el nivel de Jojma. Así es como me muevo hacia adelante hasta que llego al nivel de la corrección final (Gmar Tikkun), al estado de Keter. Continuamente, pido el poder del otorgamiento y la diferencia es sobre qué deseos gobernará y cuál es su fuerza.

Me doy cuenta que para adquirir el poder del otorgamiento, yo tengo que sentir la grandeza del Creador. Según el grado de mi habilidad para sentirla, yo seré capaz de “doblegar” mi deseo. Durante el periodo de preparación y asegún el grado de la grandeza del Creador, me las arreglo para corregir mi Lo Lishmá y deseo menos para mí mismo. Así es como preparo mis deseos de otorgamiento para el siguiente estado de otorgamiento en aras del otorgamiento, así como mis deseos de recepción para el estado de recibir en aras del otorgamiento.

Todo depende de la toma de consciencia de la grandeza del Creador, que me ayuda a elevarme por encima de mi egoísmo. Es posible hacer la transición de una petición verbal a la demanda interna en el corazón, sólo con la ayuda de la Luz. Esto se hace por medio de la Luz que Reforma.

(82768 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de Julio del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Cruzando hacia el interior del mundo espiritual
En la resonancia de sensaciones
La geometría de los sentimientos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: