Aprendamos a trabajar con la cabeza espiritual

En primer lugar, la conexión con la Luz se hace en la cabeza del Partzuf espiritual, donde toman lugar todos los cálculos. Sólo más tarde,  todas las decisiones que fueron tomadas en la cabeza se extienden al cuerpo y llegan a realizarse en la práctica.

En realidad no hay nada además del deseo. La cabeza es el mismo deseo de recibir, que en el mundo de Ein Sof (Infinito) no tuvo una mente, que no tenía una cabeza. Sólo fue un deseo de recibir.

Pero más tarde este deseo decide que quiere corresponderle al Anfitrión, al Creador, y con el fin de hacer aquello, debe tener una cabeza. ¡De hecho, nosotros no necesitamos nada aparte de una cabeza!

Nosotros repetimos las mismas acciones que tomaron lugar durante la expansión de los mundos, de los Partzufim, de las Sefirot, y de las almas de arriba hacia abajo. Ahora tenemos que repetirlas en el orden opuesto, desde abajo hacia arriba, esta vez por nosotros mismos. Entonces resulta que nuestra mente, la cabeza, constantemente crece.

La cabeza crece un poco, y luego yo puedo hacer algo más con esta, crece otro poco más y puedo hacer algo más. De esta manera yo crezco en la escalera espiritual, y mi cabeza crece constantemente como un cono, hasta que se vuelve equivalente al mundo del Ein Sof. Quiere decir que ahora yo tengo pensamientos y decisiones que abarcan todos mis deseos,  un entendimiento y alcance de todas las acciones.

La acción en sí misma permanece igual. Yo hago una réplica de todo lo que tomó lugar durante el descenso de arriba hacia abajo y la repito de abajo hacia arriba. Pero precedo  todo por mi propio cálculo, por medio del alcance. Por lo tanto el ascenso de la escalera es llamado los niveles de alcance, la escalera del alcance.

Ahora nosotros estamos en lo más bajo de esta escalera y detrás de nosotros está toda la humanidad lista para ascender. Lo único que necesitamos para aquello es incrementar nuestra mente, la “cabeza” y empezar a trabajar con la “cabeza espiritual”. Por esta razón, el conocimiento que precede todas las acciones es muy importante.

(87928 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de Septiembre del 2012, Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:

Cuando el superior te eleva en sus brazos
En el comienzo de un camino fascinante
La gratitud hacia el creador es el ascensor para alcanzar nuevas alturas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: