Ascendiendo en el globo de la garantía mutua

Nosotros no somos capaces aun de proporcionarnos la fuerza constante de la garantía mutua, y a veces entramos en esta condición y después salimos de ella. Sin embargo, debemos tatar de minimizar el estado de salida, estos momentos en los que nos preocupamos de nuevo por el cuidado de nosotros mismos y estamos ahogando en el deseo de disfrutar. Traten de salir de este estado rápidamente y encuentren apoyo que los ayude a elevarse por encima las preocupaciones por ustedes mismos.

El cuidando de uno mismo nos parece justo y justificado. Nosotros nos sentimos inseguros, inciertos e indecisos al recibir lo necesario para suplir nuestras necesidades. Sin embargo, por encima de esta sensación debería haber una fuerza de confianza llamada la fuerza de la fe, la fuerza del otorgamiento.

Quizá la persona se encuentre en situaciones muy peligrosas, aterradoras. Estas no deberían disimularse. En vez de ello, uno debe exigir de sí mismo, del grupo y del Creador la fuerza de cobertura por encima ellas, para que haya un vacío que deba llenarse con las necesidades y las cosas que están más allá de la necesidad, y la persona construya está cubierta, la pantalla, por encima de esta sensación de carencia y vacío.

Ella debería tratar de hacer esto tan pronto como sea posible en estas situaciones, en estos momentos de la vida en los que desaparece la fuerza de la garantía mutua, de la protección. Podemos mostrar nuestra dedicación a la meta en estos momentos.

No somos responsables de los momentos de descenso y no deberían de arrepentirse de caer, de perder la confianza y la fe en el otorgamiento y la garantía mutua. El Creador construye nuevos vacíos en nosotros porque ningún momento es como el otro.

Debemos agradecer esto, ahora, por encima de los sentimientos de inseguridad de ustedes, pueden construir aun una gran conexión y otorgamiento para fortalecer estos conceptos para que se vuelvan fuertes, para que sean pantallas protectoras para nosotros. El final de la corrección es llenar todos los momentos de descenso, todos los vacíos que se abren debido a la revelación del gran egoísmo, con la fuerza de la garantía mutua y la confianza originada a partir del otorgamiento, de la adhesión.

(88942 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Septiembre del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:

Unidos con los grilletes de hierro del amor

La vida impersonal
La red interna: el acceso es a través del deseo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: