Del egoísmo al amor sólo hay una estación hacia arriba

El único medio para el avance espiritual es trabajar en el grupo, gracias a lo cual clarificamos si queremos conectarnos el uno con el otro. Eventualmente descubrimos que no podemos conectarnos y ni siquiera queremos y rechazamos totalmente la conexión mutua.

Toda nuestra naturaleza se rebela en contra de tal conexión. Estamos dispuestos a tolerar cualquier cosa excepto eso. Hay relaciones que disfrutamos y las queremos, pero una conexión con los amigos, una conexión mutua en la cual cada individuo sirve al conjunto general-nuestro corazón nunca estará de acuerdo con ello.

Sólo esa relación mutua es llamada “conexión”, en el cual todos son como un componente en un circuito eléctrico, o en una maquinaria. Entonces en todo sistema completo, cada componente es parte del sistema y tiene que realizar su trabajo y mantener sus obligaciones con las otras partes.

Para hacerlo, necesitamos anular el ego. Las personas cuyo ego no está tan desarrollado están dispuestas a estar con otros y es fácil para ellos acercarse, sentirse el uno al otro. Ser amigos. Sin embargo, mientras más se desarrolla una persona, más crece su ego y encuentra más difícil conectarse con otros. No siente que tenga amigos en absoluto.

Alguna vez, incluso hace algunas décadas, las personas se sentían cercanas entre sí, pero hoy todos están solos. Ni siquiera notamos como cada uno está encerrado en su nicho. Nos ocultamos detrás de una pantalla de computadora y lo llamamos una relación ¡Nos sentimos mejor de esta manera, más cómodos! Toda la humanidad es así ahora.

Existen diferentes métodos para hacer que las personas se conecten, los cuales están basados principalmente en el Nazismo, fascismo, y fundamentalismo. Esos métodos están destinados a evocar el sentimiento de solidaridad en las masas. Hasta cierto punto detienen su desarrollo sicológico y es más fácil manejarlos.

Pero en el desarrollo espiritual por otra parte, existen dos enfoques opuestos que están integrados. Por una parte, una persona tiene que estar muy desarrollada, un gran individualista. Cada uno debe sentir que está totalmente aislado y que no le pertenece a nadie más. Eso es tan prominente que parece que él no pertenece a este mundo.

Por otra parte, se requiere de nosotros que nos conectemos tan poderosamente que todos deben anularse totalmente en contra de su deseo de anular a otros. Es la demanda menos realista que pueda haber en nuestro mundo, y está en contra de la tendencia del desarrollo humano. Después de todo, el desarrollarse el ego las personas se separan cada vez más el uno del otro. Todos se alejan de los otros y se esconden tras su computadora, su teléfono móvil, o en casa.

Cada uno vive en un nicho que él ha creado para sí. De pronto se requiere de él que haga lo opuesto: dejar este nicho y conectarse en su corazón y alma. Es más, tenemos que hacer esto no al ser forzados, ¡sino quererlo nosotros mismos! Después de todo, descubrimos que esta unidad es el valor más elevado.

No hay ninguna ventaja en ello, pero en esto es donde está la verdad. Entonces es muy difícil acercarse a los valores de otorgamiento y amor, si internamente en nuestras sensaciones no encontramos una justificación para ello.

¡Pero este es el principio de acuerdo al cual funciona el mundo espiritual! Para adquirir esos valores, que son totalmente opuestos a nuestros valores actuales, debemos reclutar la ayuda de la fuerza superior para que nos influya y nos cambie.

Tenemos que pedir eso durante el estudio. Después de todo, estudiamos las acciones que tienen lugar en un nivel elevado-acciones de otorgamiento, amor, y conexión- trabajando en los niveles de las almas. No es un sistema mecánico que es inmóvil, sino un sistema vivo en el cual la mente y las sensaciones operan de acuerdo a la ley de garantía mutua.

Estudiamos las relaciones entre nuestros deseos, los cuales están en otorgamiento mutuo, y queremos asemejarnos a ellos, lo cual significa estudiarlos, conectarnos a ellos y entrar al mismo estado. Así, nos acercamos a este estado y aguijoneamos la influencia de la fuerza llamada la Luz que Reforma.

Tenemos que pensar y estudiar esos estados superiores, estudiar y pensar en cómo nuestros deseos egoístas operan lealmente en otorgamiento mutuo.
[88732]

(De la segunda parte de la Lección diaria de Cabalá 19 de septiembre del 2012, El Zóhar)

Material Relacionado:

La conexión en garantía mutua
El mundo a través de los anteojos de la garantía mutua
El futuro yace en una buena conexión mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: