El amor como un regalo para el ser creado

No hay nada en el Creador sino amor. Pero ya que no tenemos ni idea de lo que es el amor, el Creador creó en el ser creado distintos medios por los cuales podemos alcanzar el amor.

El amor es algo extraño que nuestro ego no entiende: Es sobrenatural. ¿Cómo puede ser que al probar los diferentes sabores que el anfitrión ha servido ante mi, yo voy a sentir el amor del anfitrión? ¿Qué tiene que ver lo uno con lo otro?

Esta es la esencia de la creación, “algo de la nada”. En “la nada” existe algo de “algo”. Y por eso, de “la nada”, del deseo de recibir, yo puedo alcanzar “algo”, lo que quiere decir que a partir de la impresión que hay dentro del deseo de recibir yo puedo alcanzar el amor, un atributo que está totalmente separado del ser creador en todos los aspectos.

De pronto, existe un cierto tipo de milagro, en el que, como resultado de algunas acciones y fenómenos dentro del deseo de recibir, este alcanza un atributo  que pertenece a la naturaleza Divina superior.

Esto permanece totalmente incomprensible para nosotros; ¿cómo puede tal milagro llamado “amor” nacer de las acciones de “dar y recibir”? Este no tiene nada que ver con el deseo de recibir.

Cada vez, en cada nivel, nosotros tenemos que completar las acciones y las impresiones que experimentamos en el deseo de recibir, para que seamos capaces de llevarlas todas juntas y elevarnos al alcance del atributo de otorgamiento.
(87846)
De la 3° parte de la Lección Diaria de Cabalá del 3 de Septiembre del 2012,  Estudio de las Diez Sefirot

Material Relacionado:
El temor que nos hace dignos de la revelación
Cuán grande es tu creación
Por favor no te demores en la entrada y la salida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: