El bebé está llorando y los adultos están felices

Nosotros deberíamos estar felices de tener la oportunidad de difundir la sabiduría de la Cabalá en todo el mundo, como Baal HaSulam dijo una vez: “Estoy feliz de haber nacido en una generación en la que es posible dar a conocer la sabiduría de la Cabalá“.

Desde el momento en que tenemos la oportunidad de cumplir el método de corrección, nosotros debemos tratar al mundo entero como un medio para corregirnos. Entonces nos sentiremos felices por la oportunidad que nos dieron de trabajar y de corregirnos. Con el tiempo, recibiremos toda la buena recompensa que hemos creado, construido y ganado nosotros mismos.

Tenemos que estar contentos cuando existen dos componentes a la vez: la corrupción que se revela y el método accesible para corregirla. Esto se debe a que nosotros sólo tenemos que hacer el esfuerzo correcto y todo el mundo de Ein Sof (Infinito) será revelado en nosotros.

Tenemos que mostrarle al mundo nuestra alegría, esperanza, júbilo y confianza en vez del miedo que envuelve hoy al mundo: alegría en vez de temor, confianza y un conocimiento claro de lo que está sucediendo y sucederá.

Esto no es el sufrimiento del mundo, sino los alegres dolores del parto. Cuando un bebé recién nacido llora, todos los que lo rodea se sienten felices; nuestro cuerpo, nuestro ego está llorando, mientras la parte humana en nosotros está feliz. Nosotros tenemos que explicarles esto a todos y atraerlos hacia nosotros por nuestros espíritus elevados.

Tenemos que mejorar en esto puesto que el mundo continúa deteriorándose cada vez más en el abismo, en el sentimiento de desesperación, impotencia y desesperanza. Nosotros tenemos que sentir el gozo con mucha fuerza, esperanza, conocimiento claro, confianza, de que todo lo que se revela sólo en nuestro favor, puesto que todo está listo para la corrección, para la “cena del Rey”.

Todo depende de cómo cumplamos con nuestra misión, al entender que ha llegado el tiempo para la corrección interna y para la amplia difusión externa de la sabiduría de la Cabalá. Es muy importante la medida en la que seremos capaces de irradiar la alegría y la confianza externamente al mundo al actuar con paciencia y cuidado.

Debemos entender que a la persona que no es uno de nosotros le resulta difícil percibir esta actitud. Puede irritarla y hacerla enojar el hecho de que nosotros estemos en un estado opuesto al de ella, que no compartamos sus problemas y preocupaciones, que seamos felices mientras todos los demás están llorando. Tenemos que ser considerados con la gente y gradualmente, suave y pacientemente explicarles cómo salir de esta crisis.

Debemos explicarles a las personas que el momento en el que cambiemos nuestro enfoque, ya habremos corregido un poco nuestra actitud hacia el Creador y estaremos más cercanos a la Luz superior. Por lo tanto, empezaremos a sentir esta realidad; sentiremos que estas no son sólo palabras vacías, sino que hay algo detrás de ellas.

(87664 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de mayo 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Todo está en contra de nosotros
No quieras tener la razón, sé bueno
Si no vas hacia el mundo, el mundo vendrá a ti

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta