El pulso de vida

Ascensos y descensos son un signo de vida. El cambio de las estaciones, la periodicidad de los cambios en la naturaleza humana, las reencarnaciones, la crisis global, los repuntes y declives económicos son una parte inseparable de la vida.

Es imposible avanzar en una corriente constante, puesto que tenemos que desarrollarnos constantemente. La vida es un desarrollo y este desarrollo es posible gracias a las contracciones y expansiones. Esto es llamado el secreto de la vida.

Esto realmente es lo que nos está sucediendo ahora. El Creador toma nuestro ego y no nos deja nada. Como resultado se produce una contracción, una exhalación. Así Él nos da ahora la oportunidad de expandirnos por nosotros mismos. Entonces nos contrae de nuevo y tenemos que expandirnos una vez más.

Mediante estas acciones de contracciones y expansiones se lleva a cabo el proceso de “respiración”, este es el pulso de la vida.

(89154)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 9/24/12, Estudio de las Diez Sefirot

Material relacionado:
La respiración espiritual ascensos y descensos
La separación trae un descenso, la unidad un ascenso
Como fue templado el acero

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: