La bacteria tiene funciones sociales

En las noticias (del MIT News): “Muchos organismos, mamíferos, aves e insectos por ejemplo, también forman estructuras sociales cooperativas que permiten que los recursos sean defendidos y compartidos dentro de una población”.

“Pero sorprendentemente, incluso los microbios, los cuales se cree que prosperan solamente cuando son capaces de ganar la batalla por los recursos contra aquellos más cercanos a ellos, tienen una estructura social algo sofisticada que confía en la cooperación, de acuerdo a los científicos del MIT. Estos investigadores, recientemente han encontrado evidencias de que algunos microbios oceánicos esgrimen armas químicas que son inofensivas para los familiares cercanos dentro de su propia población, pero mortales para los desconocidos”.

“Estas armas son antibióticos naturales producidos por unos pocos individuos cuyos familiares más cercanos son portadores de genes que los hace más resistentes. Los investigadores creen que los pocos productores de antibióticos están actuando como protectores de muchos, usando los antibióticos con el fin de defender a la población de los competidores o para atacar a las poblaciones vecinas…”

“Esto hace que la implicación en la cooperación con los antibióticos sea doblemente sorprendente porque la habilidad de producir antibióticos es un clásico ejemplo de un gene “egoísta” que debió aumentar la aptitud, o la tasa de reproducción del individuo portador del gene. En un entorno estrictamente competitivo, el microbio usaría esta ventaja contra sus familiares más cercanos. Pero ahora parece como si esta competencia estuviera modulada por las interacciones sociales en las que los antibióticos producidos por unos pocos individuos actúan como “bienes públicos”: bienes que benefician al grupo, en vez de beneficiar únicamente al individuo”.

“Esta diferenciación de poblaciones entre los individuos que producen antibióticos y aquellos que son resistentes, es una de las primeras demostraciones de que las poblaciones microbianas participan en una división del trabajo de función social. Esta observación también proporciona una explicación del por qué tantos genes son distribuidos en forma dispareja a través de los genomas de microbios estrechamente relacionados. Por lo menos algunos de estos genes pueden ser responsables de crear grupos sociales muy unidos de bacterias en la selva”.

“Es fácil imaginar a las bacterias en el medio ambiente como criaturas egoístas capaces solo de reproducirse tan rápido como las condiciones lo permitan, sin ninguna organización social”, dice Otto Cordero, quien tiene un post doctorado de la CEE, primer autor del diario Science. “Pero esa es la parte alucinante: Las guerras bacterianas se organizan a lo largo de las líneas de las poblaciones, las cuales son grupos de individuos que están estrechamente relacionados con actividades ecológicas similares”.

Mi comentario: Esto no es sorprendente porque el egoísmo desarrollado hace que sea necesario unirse en aras de la defensa. Entonces, como un resultado de la crisis, nosotros encontramos que con el fin de sobrevivir, necesitamos unirnos por encima y en contra de nuestro egoísmo individualista.

(88000)

Material Relacionado:
Cooperación sobre la competencia
La evolución lleva a la cooperación
La torre financiera de Babel: Las raíces de la crisis

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta