La naturaleza es indivisible

Pregunta: ¿Qué partes conectables debemos destacar en el hombre y en la naturaleza? ¿Es posible trabajar con la división del todo en partes para centrar nuestros esfuerzos en ellas?

Respuesta: En primer lugar tenemos que ver la naturaleza como un sistema totalmente integrado en el que todo está conectado entre sí. No hay una partícula, átomo, fuerza o campo que no esté conectado a un sistema, no importa si es en el nivel inanimado, vegetativo, animado, o hablante de la naturaleza o si es consciente o no. Esto no debe dividirse en partes.

Nosotros lo dividimos en partes, porque no podemos entender ni aferrar todo esto, de la misma manera que dividimos toda la naturaleza en diferentes ciencias. No existe la física, la química, la biología, la zoología ni todas las demás ciencias. Es más conveniente que nosotros estudiemos la naturaleza de esta manera, en algunos descubrimientos concretos. Esto sólo muestra la debilidad de nuestro reconocimiento y de nuestra conciencia.

La naturaleza misma es totalmente integral y ninguna parte en ella puede resaltarse. Estas están mutuamente conectadas.

Pero nosotros podemos alcanzarla como partes egoístas que están desprendidas unas de otras de forma intermitente. Entonces podemos volver a conectarlas gradualmente al construir el mosaico original. Pero esto sólo es en relación a nosotros, ya que la naturaleza misma es integral. Al crear este mosaico, nosotros descubrimos gradualmente no sólo las partículas que lo componen, sino los elementos que conectan, formando de esta manera el cuadro general. Así, al mismo tiempo esta imagen recibe su existencia superior siguiente. Es como si pudiéramos juntar nuestro cuerpo a partir de los diferentes órganos y sistemas, y que éste pudiera comenzar a funcionar y apareciera en él la vida.

Debemos entender que al acercarnos a la integración en nuestro reconocimiento de la naturaleza eventualmente alcanzamos la vida en ella, la cual puede ser llamada la única fuerza superior de la naturaleza. Esta tiene un plan para nuestro desarrollo, tiene su principio y su final. Pero nosotros sólo podemos acercarnos si aspiramos constantemente a la integralidad.

Nosotros comenzaremos a sentir esto gradualmente, poco a poco lo iremos suponiendo, e iremos revelándolo cada vez más claramente. Y creo que empezaremos a descubrirlo no después de reunir todas las partes de la naturaleza en una sola imagen, sino incluso, mientras nos acercamos, empezaremos a tener un anticipo de la imagen completa.

Vemos que a medida que nos acercamos comenzamos a percibir la integralidad y gradualmente alcanzaremos su pensamiento superior, no en el estado absoluto revelado, sino por etapas.

(89015)
Del Kab.TV “El mundo integral: La fórmula de la sociedad integral” del 7/1/12

Material relacionado:
La discrepancia entre los dos sistemas
Somos parte de la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: