¡Por favor no te demores en la entrada y la salida!

Como está escrito, “El final de la acción está en el pensamiento inicial”. Así es como está determinado por el Creador y así es como debe ser por parte de los seres creados que quieren alcanzar la meta de la creación.

“El fin de la acción” es la adhesión con el Creador. La adhesión es posible sólo de acuerdo a la equivalencia de forma, la adquisición del atributo de otorgamiento, en la que la vasija tiene los mismos atributos de la Luz. La equivalencia de forma en la vasija se alcanza al lograr al amor de otros, lo cual se cumple en un grupo de amigos. En el grupo, existen todas las condiciones necesarias para descubrir este amor mediante el apoyo mutuo, entendimiento y cooperación.

Lo principal es atraer sobre nosotros la Luz que Reforma, la cual influye al grupo cuando este anhela estar adaptado a la Luz. Esto significa que el grupo quiere estar conectado, unificado, uno, como un hombre con un corazón, en el que todos están dirigidos hacia una meta, y todos están incorporados en todos. Entonces, somos compatibles con la Luz.

Mientras más grande sea la fuerza con la que nos conectamos, más superamos nuestro ego, la indiferencia, la repulsión mutua y los conflictos, entonces, la Luz nos influye más fuertemente al revelar en nosotros un sistema unificado. De tal manera que, al conectarnos el uno al otro, este cuerpo general, nuestros deseos e intenciones, se convierten en el cuerpo de nuestra alma. La Luz que llena este deseo general es llamada la Luz del alma. Así, descubrimos nuestro primer Partzuf espiritual, nuestro primer nivel espiritual.

Tratemos de imaginar este estado y esperar que la Luz lo llene, pero con sólo leer una frase sentimos que hemos abandonado la intención correcta,  y ahora necesitamos regresar a ella una vez más. Entonces, al leer cada frase, debemos revisar los estados internos en los que estamos. Así, intencionalmente crearemos en nosotros constantes “entradas” y “salidas” para no tener que pasar por ascensos y descensos prolongados, y avanzaremos constantemente mediante esos ascensos y descensos momentáneos.

(87041 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de Agsoto del 2012, El Libro del Zóhar)

Material Relacionado:

Fórmula para la luz que reforma
La garantía mutua o el amor a mí mismo, no hay una tercera opción

Contacto con el futuro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: