Si no vas hacia el mundo, el mundo vendrá a ti

Baal HaSulam. “Una criada que es heredera de su señora”: Las Raíces Superiores, llamadas “externalidad”, como hemos explicado anteriormente, son generalmente llamadas “criada” y “esclavo”. Esto tiene por objetivo mostrar que no tienen intención de dañar en absoluto, como podría parecer en una observación superficial. En su lugar sirven a la interioridad, como el esclavo y la criada que sirven a sus amos.

Parece que el mundo está lleno de conflictos, guerras, odio, y problemas, y aun cuando podríamos arreglarnos entre nosotros mediante la cooperación y el mutualismo, eventualmente todo está dirigido hacia una cosa: Incluso en la situación actual todos estamos sirviéndonos a todos. Es muy difícil aceptar esto y aun así es la forma en que son las cosas. La relación entre nosotros puede parecer poco placentera y horrible, pero aun así cada uno les sirve a los otros.

Por supuesto, no podemos aceptar esta forma de llenado; al contrario, podemos sostener lo mismo de una manera más rápida, mejor, y más cómoda. Aun así tenemos que aceptar la Providencia Superior: no importa lo que suceda, todo sucede por el propósito de la corrección mutua.

Pregunta: Hoy escucho en las noticias que los líderes Iraníes quieren destruir Israel ¿Tengo que decirme a mí mismo: “eso es bueno, esto nos sirve”?

Respuesta: Sin duda nos sirve, pero podríamos aceptar la fase actual de nuestro desarrollo de una manera más placentera y confortable si nos relacionáramos correctamente con lo que está sucediendo. El problema está en nosotros, en el pueblo Judío y así evocamos sobre nosotros específicamente esta forma de presión externa en lugar de una actitud amistosa.

Las fuerzas de desarrollo son expresadas de esta manera ya que no nos estamos preparando para aceptarlas correctamente ¿A quién más culpar excepto a nosotros? De aquí surgen todas las acusaciones en contra de los judíos.

Después de todo, la iniciativa está en nuestras manos, tenemos el método y alrededor de nosotros están los deseos que gritan: “¡¿por qué no traen la corrección?!” En vez de venir con presentes y señales de amor, se aproximan con amenazas ya que no les damos lo que necesitan.

En general, el mundo está equilibrado, y ese es el mundo de Ein Sof (Infinito). Si hacemos que pierda su equilibrio al no juzgar al mundo en la escala del mérito, entonces la escala de culpa crece, al no cumplir con nuestra obligación. Rav Kook escribe acerca de ello: Si es imposible hacer sonar un Shofar kosher de redención, vienen los enemigos de Israel, Amalek, Hitler, etc. y lo hacen sonar en nuestros oídos… y evocan la redención. Él dice que Amalek, Hitler, etc., evocan la redención.

Más adelante él dice: La nacionalidad también es parte de la vara de los “problemas de los judíos”, aquí también vemos redención, pero no podemos bendecir este Shofar.

“No puedes bendecirlo”, pero también es un Shofar

Todo el punto es que estamos en el mundo de Ein Sof, y somos los que determinamos cómo aparecerá ante nosotros, cuales partes de este nos parecerán “blancas” y cuales “negras”. Así que no hay nada por qué llorar. Ahmadinejad nos despierta para llegar más rápido a la conexión. En adición la crisis global nos empuja. Si comenzó en algún lugar distante y ha llegado a nosotros, quiere decir que estamos retrasados en nuestro desarrollo, en nuestra habilidad de presentar el método de corrección a las naciones del mundo.

Lo peor es que subconscientemente esperamos que como resultado de los problemas nos entiendan, en vez de correr hacia ellos para explicarles de todas las formas posibles la solución al problema. No nos preocupamos por ello como deberíamos. Tenemos mucho por hacer, pero actuamos irresponsablemente, sin sentir que somos culpables de lo que está sucediendo, y entonces los problemas se acercan a nosotros. No será en forma de personas que nos amenazan, será mucho peor que eso.

(87367 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá 2 de Septiembre del 2012, “Una sierva que es heredera de su señora”)

Material Relacionado:

El tiempo, el espacio y el “yo” están plasmados en nuestra percepción por una fuerza
Una sencilla fórmula de realidad
Todo se lleva a cabo según nuestros reshimot (genes espirituales)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: