Sintonízate Con La Onda Del Infinito

Pregunta: Dado que la Cabalá habla del mundo espiritual, ¿significa esto que no reconoce la realidad de nuestro cuerpo físico?

Respuesta: Tus sensaciones actuales son verdaderas. Si no lo crees, pellízcate y sentirás inmediatamente que estás viviendo dentro de un cuerpo. Sin embargo, por medio de acciones específicas que te ayuden a corregir tu percepción, puedes sentir que existes en un estado completamente diferente.

Tu imagen del mundo es muy relativa y depende de tus sensaciones. Puedes incluso percibir la existencia de tu cuerpo a través de las sensaciones, a través del sentido del tacto. Este abarca los órganos internos y todo lo que tocas.

En general, podemos imaginar que nosotros somos cierto tipo de mecanismos sensoriales sintonizados con un cierto tono, así que expandamos esta escala. Extendamos los límites y la profundidad en la que pueden ser penetrados nuestros sentidos.

Si haces esto, tu mundo cambiará, y también percibirás tu cuerpo de una manera diferente. Todo depende de las sensaciones, y la Cabalá te enseña a cambiar tus sentidos a un modo de percepción ilimitado, al cual nos referimos como el mundo del Infinito.

Hoy en día, está limitado por la percepción de una realidad limitada. Tú percibes este mundo, te percibes tú mismo dentro de él, y a los siete mil millones de personas, animales, plantas, etc. Estos son tus límites.

Además, tú estás limitado por el hecho de que no puedes ver las causas, las consecuencias y las fuerzas activas, al igual que un niño que ve las piezas de un rompecabezas y no se da cuenta de la lógica y la interconexión entre ellas. Los ladrones de bancos rocían un gas especial en el aire con el fin de ver los rayos láser de seguridad. Nosotros también queremos ver los hilos que se extienden hacia el mundo espiritual.

Una vez que entiendas estas interconexiones, tú serás capaz de arreglar tu vida, al menos en este mundo, en un principio, pero ésta todavía no es. Tu cuerpo está “dibujado” en tus sentidos. Cámbialos, sintonízalos con una nueva onda y, posiblemente el cuerpo cambiará, tomará otra forma, será eterno.

Todo depende de con qué se sintonicen tus sentidos. Puedes elevarlos al nivel de sus equivalentes espirituales que son llamados Keter, Jojma, Bina, Zeir Anpin y Maljut. Entonces, en vez de trabajar para recibir, para absorber, ellos trabajarán para otorgar, para dar, y serán eternos.

Así que, la percepción de la realidad es una cosa muy importante. Hay una razón por cual nosotros primero queremos que un niño se familiarice con el mundo en el que vive. Antes de experimentar, dejémoslo que encuentre qué es dañino y qué es beneficioso, por qué cosas él debe esforzarse y de qué debe mantenerse alejado. Nosotros primero lo ubicamos en la posición correcta ante el entorno.

Esto hace que para mí sea claro cómo debo actuar. Es mejor que yo revele la verdadera realidad, que me posicione correctamente en relación a las fuerzas que operan en este. Hoy en día, yo soy como un niño que agita los brazos y las piernas, sin poder ver ni oír nada, y es por eso que necesito adquirir sentidos adicionales. 
(87227)
De la 4º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 8/31/12, “Cuerpo y alma”

Material Relacionado:
Estudiándome yo mismo en el espejo del mundo
Un velo sobre la cara del Infinito
Una realidad engañosa en las olas del egoísmo 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: