¿Sobre el hombro de quién debemos llorar?

Pregunta: Según las estadísticas, el 90% de las mujeres les transmiten todos sus secretos a sus amigas, y el 90% de los hombres les transmiten todos sus secretos a sus esposas. Las mujeres tienen la necesidad de compartir sus sentimientos más íntimos con una amiga cercana. ¿Es esto así? ¿O esta situación debe cambiar?

Respuesta: Nosotros no trabajamos con este tipo de problemas ni consideramos que sea necesario involucrarnos en estas áreas de la comunicación y la psicología humana, porque no nos relacionamos directa ni estrictamente con la integración de la sociedad. Las personas se comunican con los demás en la forma en que sea cómodo para ellas. Al mismo tiempo, nosotros nunca les imponemos nada a ellas porque la comunicación en el nivel natural, animal, no nos interesa.

Lo que nos interesa es cuánto somos capaces de elevar a la persona por encima de sí misma hacia la integración con los demás. Nosotros necesitamos cultivar la sensación de que ellos comienzan a experimentar en un grupo la sensación integral que ocurre principalmente entre los hombres, y a esto es a lo que tenemos que prestarle atención. Todos los demás asuntos relacionados con quién comparte con quién y qué comparten en su vida cotidiana, no nos interesan.

Naturalmente los hombres consultan con sus esposas. Por regla general el marido tiene la necesidad interna de compartir con su esposa y recibir su aprobación. Él tiene  esta necesidad toda su vida comenzando por su madre.

Las mujeres no tienen este estado. Cuando ellas son jóvenes, tiene una madre, y más tarde, sólo una amiga capaz de entenderlas o de apoyarlas de alguna manera, ellas necesitan un hombro sobre el cual llorar, porque su marido no las entiendo plenamente.

(88491)
De una charla sobre formación integral 03/04/12)

Material relacionado:
Al unísono con el mundo
El sabor de las nuevas sensaciones
La naturaleza esta a favor de una alineación correcta  

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: