Todo está en contra de nosotros

Eventualmente, la persona reconocerá el hecho de que ella es quien tiene que cambiar. Comprender esto no es algo inmediato, porque ¿quién querría esto desde el principio? Pero gradualmente se hace evidente que la crisis no ha disminuido y que los problemas sólo están empeorando. Hoy en día nosotros ya lo vemos: en todas sus actividades, humanidad ha cometido un mar de errores y está colapsando. Esto plantea la pregunta: ¿Por qué? ¿Por qué todo lo que hemos construido trabaja en nuestra contra?

Los defectos en todos los sistemas se revelan todos los días, de hecho, nuestro ego los destruye y los deforma cada vez más. Si tomamos el sistema de atención de salud, por ejemplo: Hay una enorme cantidad de medicamentos que son esencialmente venenos que destruyen nuestro cuerpo. Están específicamente diseñados para que nos volvamos adictos a ellos y los consumamos toda nuestra vida, llamándolos por nombres nuevos.

Los especialistas producen nuevos instrumentos médicos y aparatos para realizar pruebas y análisis. Y aun así, estos no son necesarios para las personas que están tan debilitadas y destruidas que no saben a dónde ir con una vida así. ¿Es esto “misericordia?” Nosotros no sabemos qué queremos.

Es lo mismo en todos los ámbitos de la vida: en la familia, en la educación, etc. Inicialmente quisimos hacer cosas buenas, y entonces descubrimos que el ego distorsiona todo lo que nosotros empezamos y lo vuelve en nuestra contra. Es por esto que se llama “ayuda en contra nuestra”, es decir que cualquier cosa que hagas opera en tu contra, obligándote a corregir la situación.

Este proceso hoy se ha globalizado. De hecho, ninguno de los sistemas que hemos creado opera en favor nuestro. La conclusión es que la única solución es cambiar la naturaleza humana y no las circunstancias externas. Esto está volviéndose gradualmente más evidente y, como resultado, se revela la sabiduría de la Cabalá.

La humanidad descubrirá que la causa de todos los problemas mundiales es la naturaleza humana, pero nadie sabe cómo corregirla. Aquí llega nuestra oportunidad. Tenemos que trabajar de manera seria con el fin de mostrarle la solución a la gente: A pesar del estancamiento, es posible corregir al hombre y equilibrar su naturaleza. El método existe y está listo para su uso.

Este es el mensaje que tenemos que llevarle al mundo. De lo contrario, éste se deteriorará hasta llegar a condiciones aún peores y sólo entonces será llegar a la misma solución. Nosotros tenemos que tratar de mostrárselo ahora al mundo.

(87003)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/29/12, artículo “Exilio y redención”

Material relacionado:
No puedes evitar los obstáculos
La medicina un negocio rentable

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta