Un buen lugar en el piso superior

El grupo es mi Creador. Si nosotros estamos en una conexión corregida, y de repente yo me caigo de esta conexión y estoy solo y por fuera de ella, entonces se crea una diferencia, un espacio (Δ) entre la unidad general y yo. Por lo tanto, para mí, esta conexión es el nivel superior, el Creador, mi salvador. Así yo me vuelvo hacia Él, le oro y le pido que me lleve de vuelta. Quiero ser integrado en Él, adherirme a Él.

  

  

Los cabalistas nos dicen que hubo un descenso de los mundos del mundo de Ein Sof (Infinito) hasta el nivel de este mundo, y ahora yo tengo que retornar gradualmente elevándome a través de los niveles. Pero yo no sé nada al respecto. Sólo sé una cosa, que solo existimos mi superior y yo. ¿Qué es el superior? Tampoco lo sé. Para mí no tiene límites. No lo entiendo ni lo siento. Yo sólo sé que por encima de mí hay algo más elevado.

Yo tengo una única manera de imaginarme al superior, y esta es la forma del grupo. Esto se debe a que es un sistema completo en el cual todos juntos están conectados (Σ). Resulta que este es mi nivel superior de acuerdo con sus propiedades y definiciones.

Así que tú preguntas, “¿Y dónde está el Creador, la fuerza superior, la Luz?” De hecho, dentro de este sistema, se revela el Creador, la fuerza superior. Yo lo siento allí. Esta Luz se descubre en nuestros Kelim (deseos) como impresión en los atributos que ellos adquirieron.

Cuando nuestros deseos comienzan a conectarse en todo tipo de conexiones, las impresiones que nosotros llamamos Luz aparecerán en ellos, pero no es la Luz misma, sino una especie de vibraciones en el alma que estas invitan. Tú mides estas vibraciones y las determinas como la Luz de Ruaj. Y otras vibraciones ya serán la Luz de Neshama o la Luz de Jaya.

Yo me alcanzo sólo a mí mismo, pero a partir de las acciones del Creador dentro de mí, yo lo conoceré a Él. A aquello que yo siento dentro de la conexión, le doy el nombre de “Luz” y ”mundo superior”. Lo que siento fuera de la conexión es llamado “el mundo inferior” y” mi ”yo”.

El grupo no son las caras que veo ante mí, sino su modelo interno, nuestra conexión, que existe de manera invisible a la vista. Hay un grupo que está en unidad y en el estado de Gmar Tikkun (la corrección final) y existe la imagen que veo, los seres humanos como tales.

Lo que yo veo depende de mí. Pero, en realidad, el grupo existe en una forma corregida; yo tengo que creer eso con fe por encima de la razón. El Creador dice: ”Te he traído a un buen lugar. Tú necesitas ajustarte a éste, conectarse con él, agachar tu cabeza ante ellos. ¡Yo te he traído a un lugar en el que Yo seré revelado, si tú lo compras!”

(88713 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 9/16/12, Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:
La persona construye su propio Creador
La humanidad como un lugar de encuentro con el Creador
Dónde buscar al Creador?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: