Un hombre y una mujer: El nacimiento de un nuevo nivel

Pregunta: Cuando nosotros comenzamos a trabajar con el texto en el grupo de educación integral, empezamos a ver una gran brecha entre las percepciones y los sentimientos de los hombres y los de las mujeres. Era como si las mujeres estuvieran desconectadas del proceso, mientras que los hombres tomaron una parte activa en el debate. ¿Cómo debemos organizar este proceso correctamente?

Respuesta: Este es un proceso muy natural. El punto es que las mujeres tienen una técnica totalmente diferente para conectarse entre ellas. Ellas pueden unirse para apoyar a los hombres en general, pero es sólo apoyo, no incorporación. Esto significa que el ego y el trabajo de ellas son totalmente diferentes a los del grupo de hombres. El trabajo de los hombres en el ego es directo, y yo diría que de cierta manera es ingenuo e infantil.

Para las mujeres es mucho más difícil, es como si se doblaran internamente varias veces. Sus relatos egoístas son mucho más complicados que los de los hombres. Es muy difícil que ellas se incorporen entre ellas. Siempre quedan motivos personales; esta es la naturaleza de la mujer. De ninguna manera ésta es peor o mejor que la de los hombres, ya que estamos hablando de la naturaleza y no hay nada bueno o malo en ella. Se trata simplemente de la naturaleza y ésta es diferente en las mujeres.

Yo no puedo imaginar cómo un grupo de hombres y mujeres sin preparación pueda empezar a trabajar en la superación de los impulsos egoístas interpersonales con el fin de conectarse mutuamente en un deseo.

Desde el campo de la naturaleza humana, yo puedo decir que si preparamos un grupo separado de hombres, les daremos a las mujeres la oportunidad de verlos y sobre esa base seremos capaces de trabajar con las mujeres. Entonces veremos cómo están moldeadas como ayuda idónea para el grupo de hombres, para rodearlos.

La actitud de la mujer hacia el hombre se expresará como una actitud hacia los niños que necesitan ayuda y que deben ser empujados, rodeados y atendidos para que puedan hacer su trabajo. Como una madre le ayuda a su hijo mostrándole todo y él crece y se convierte en un hombre, lo mismo ocurre aquí.

Así que las mujeres no están incluidas en el grupo de hombres, pero hacen un trasfondo positivo gracias al cual los hombres tienen un apoyo mental fuerte, sin el cual no pueden trabajar.

Al mismo tiempo, el grupo de hombres necesita sentir que ellos son responsables por la humanidad,  por la familia o por la sociedad en la que existen los dos sexos, por no hablar de las demás clasificaciones de la sociedad.

El grupo de hombres estudia, y el grupo de mujeres ayuda al grupo de hombres al apoyarlos a ellos y entender sus objetivos. Ellas comprenden, pero no pueden ser totalmente incorporadas en él de manera emocional.

Las mujeres no pueden estar incorporadas entre ellos como los están los hombres. Su naturaleza no les permite hacerlo. Ellas tienen un papel totalmente diferente.

Así que debe haber dos grupos para que se entiendan, cooperen y se ayuden uno al otro, para que cada grupo sienta el gran papel sin el cual el otro grupo no puede hacer nada. Estos son opuestos en sus atributos pero están conectados a la meta. Es decir, la meta se logra en conjunto.

Imaginen la meta como el nacimiento de un niño para el cual deben existir dos: un hombre y una mujer que en su conjunto, exactamente en la cooperación, en la conexión, en el otorgamiento mutuo y en el amor mutuo, dan a luz a este nuevo atributo, al nuevo nivel. Así, tienen que cooperar las partes masculina y femenina en el grupo.

Al separar a los hombres y a las mujeres nos deshacemos de muchos problemas, puesto que en un grupo mixto siempre existen diversas atracciones entre las personas que estropean el trasfondo general.

De repente, se presentan atracciones hormonales, sexuales,  y la gente piensa que se han encontrado uno al otro. Las mujeres sienten que por fin han encontrado un hombre que las comprenda, mientras que todos los demás, incluidos los esposos de ellas, no las comprenden. Esto significa que existen tales fantasías que no tienen nada que ver con la vida real, puesto que nosotros ascendemos por encima de la vida y construimos nuestra unidad por encima de ella.
(88373)
De una charla sobre Formación Integral del 3/4/12

Material Relacionado:
A la manera de la madre
Elevándote por encima de tu “animal”
Educación sexual compartida o según el sexo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta