Un plato roto con intención, para la buena suerte

Pregunta: ¿Cómo puedo yo no causar daño con mis acciones si, mientras tanto, no tengo la intención correcta de otorgar y opero con la intención equivocada?

Respuesta: Lo más importante es que estás haciendo un esfuerzo por alcanzar la correcta intención. Supongamos que un niño pequeño quiere complacer a su mamá y le sirve a ella su comida en un plato, pero él lo rompe en el camino. Su intención era buena, ¿no? ¡Esto significa que él hizo una buena acción a pesar de que rompió el plato! Nadie mira el plato, todos miran su intención. ¿Cómo saber por qué se rompió y qué debemos aprender de esto?

Nosotros miramos nuestros deseos y pensamos que el Creador nos juzga por ellos. No es así en absoluto. Él nos juzga por nuestras intenciones. Estaba predeterminado que tú rompieras el plato. Esto no es de ninguna manera un problema, porque estaba claro desde el principio que tú no podrías realizar esta acción correctamente. Lo más importante es que tú trabajas en tu intención.

Sólo las intenciones pasan a través del filtro espiritual, mientras que las acciones mismas, lo cual significa el cambio en los deseos y en su llenado, permanecen en el otro lado del Masaj (pantalla). ¡Sólo las intenciones cuentan! Yo he hecho muchos esfuerzos, he realizado un millar de diferentes acciones, pero sólo mis intenciones pasaron a través del filtro. Del lado donde yo estoy, no importa que yo trabaje como un loco. Sólo mis intenciones serán proyectadas sobre el Masaj.

Por lo tanto, nosotros no entendemos qué está sucediendo. Hicimos mucho, y ¿dónde están los resultados? Pero tenemos que comprobar si estas acciones fueron acompañadas por la correcta intención o no. Puedes no haber tenido una intención, lo cual significa que tú no has hecho nada.

Esto es lo que queda cuando la vida de la persona termina. Hay siete mil millones de personas en el mundo, pero ¿cuántas buenas intenciones atraviesan el filtro y se incluyen en la cuenta espiritual? Cero. Por eso se nos dice: “Yo he venido y no hay nadie”. Un ser humano es llamado una “intención”, y no acciones físicas. El filtro espiritual limpia todo lo que entra a través de él y deja sólo la intención. Se forma una bella imagen limpia, como si nada sucediera en este mundo.

No importa si tú no sabe cómo comunicarte con la correcta intención en este momento. Lo más importante es el esfuerzo que has realizado, que has intentado aferrarte a él bajo condiciones que no dependían de ti. Pudo haber sido predeterminado que fracasarías. Después de todo, tú no estás solo, tienes que  ser incorporado en la red general en la que existen condiciones diferentes. Esto significa que los resultados no dependen de ti, sino sólo los esfuerzos.

Por lo tanto, todo aquel que vea nuestra realidad a través de la intención correcta comienza a ver el mundo de una manera totalmente diferente. Él se acerca a la imagen del mundo espiritual; el mundo se vuelve solo intenciones. Todas las peticiones son acerca de las intenciones, de las acciones de acuerdo a las intenciones y de la conexión, todo se hace en las intenciones. Todo se mide sólo por las intenciones, es decir, qué tan fuertes y puras son o cuánto suciedad contienen. La intención es un resultado de la acción, de su nivel más bajo o de su resultado, y no hay nada en la acción misma.

(88235)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 9/12/12, “Un discurso para la conclusión del Zóhar”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: