Un punto que abarca todo el proceso

Baal HaSulam, “una sierva que hereda de su señora”: Esto es similar a una carga pesada que nadie puede levantar o mover de un lugar a otro. Por lo tanto, el consejo es dividir la carga en pequeñas partes y posteriormente transferirlas una tras otra.

El Creador ha creado un deseo de recibir grande, fuerte y grueso, exactamente de acuerdo a Su medida de otorgamiento y a Su deseo de darle alegría al ser creado. El Creador hizo este deseo muy complejo para que pueda sentirlo y entenderlo a Él y llegar a ser similar a Él, para que esté dispuesto a aceptar e interiorizar la idea de todo lo creado y procesarla en respuesta. Lo mismo sucede con el anfitrión rico, que a pesar de ser el primero, quiere que el invitado a sea como él sin ningún tipo de limitaciones.

Con el fin de hacer eso, son necesarias muchas correcciones graduales. Es imposible transferir la “carga” de una sola vez, es decir, corregir la vasija que fue creada por el Creador. Nosotros tenemos que aclarar y examinar las cosas dentro de esta vasija, entender y aceptar el proceso y cumplir nuestra parte, con el fin de alcanzar la forma idéntica del Creador. Nosotros debemos hacer todo eso con atributos que ni siquiera tenemos.

La persona es en realidad una máquina, excepto por un punto que viene del Creador en forma de una chispa. No sabemos qué es esta chispa, pero esto es lo que nos trae a la vida en el camino hacia la semejanza con el Creador. Algo por dentro no me deja descansar hasta que yo me vuelva como el Creador. Si la persona tiene tal urgencia, deberá cumplir esto sin hacer preguntas. Sólo por el camino, cuando empiece a entender algo podrá obtener el libre albedrío.

Así que se trata de medidas graduales a través de las cuales nosotros añadimos gradualmente todos los deseos de recibir a nuestra chispa, creando así alrededor de él la forma del Creador. Nosotros construimos estas formas a partir del deseo de recibir de acuerdo con el plan que hay en este punto. Todas nuestras Reshimot (reminiscencias) desde aquí hasta el final de la corrección, están en esta pequeña “bola”. Es como una gota de semen, pero esta gota determina cómo y en qué orden se le agregarán las partes del deseo hasta que se cree alrededor de él un hombre completo.

(87142)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/30/12, artículo “Una sierva que hereda de su señora”

Material relacionado:
Una pluma que pesa cientos de toneladas
Tres pasos hacia el Creador
Iluminado por la luz de la unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: