Una división en el camino al otorgamiento

El Creador creó un deseo de recibir que está en el mundo de Ein Sof (Infinito). Este es la única creación, “algo a partir de nada”, y él está adherido al Creador. Así es desde la perspectiva del Creador.

Entonces, por medio de acciones especiales, el Creador separó y distanció esa creación de Él por la fuerza, y se creó entre ellos una división que separó esos dos atributos de recepción y otorgamiento. Ahora, existe un espacio de separación de 125 grados entre ellos, y el ser creado es como un órgano que ha sido amputado del cuerpo y ha perdido su sensación.

Nosotros no sentimos la conexión con el Creador ya que estamos separados de Él como un órgano que ha sido amputado del cuerpo. Si la persona no hubiera recibido un despertar desde Arriba, nunca habría pensado en ello, sino que hubiera vivido como todos los otros animales.

Un ser humano es el despertar del superior que se evoca en nosotros: un deseo de ser como el Creador, de estar conectado con Él. Sin este despertar, permaneceríamos en los niveles de desarrollo inanimado, vegetativo, y animado. El nivel del “hablante” está determinado por nuestra atracción hacia el Creador. Entonces, este nivel puede ser llamado humano porque Adam (hombre) significa similar (Domé) al Creador.

Este despertar es llamado el punto en el corazón, y nos permite ser llamados Israel, es decir una persona que anhela Yashar El (directo hacia el Creador). Tal persona tiene la tarea de retornar al Creador a través de sus propios esfuerzos y varios ejercicios llamados Torá y Mitzvot (los mandamientos). La Torá es la Luz que Reforma, que opera sobre el deseo y lo convierte para que sea en aras de otorgar.

Tales acciones son llamadas Mitzvot y son creadas por una fuerza especial llamada Luz que Reforma. La Luz está hecha de 620 Luces que operan en 613 deseos, corrigiéndolos de esta manera y anulando la división entre el ser creado y el Creador.

La fuerza de separación se vuelve la fuerza de adhesión. Esta amplifica 620 veces la adhesión inicial, de acuerdo a nuestra división en el mundo de Ein Sof.
(88401)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cábala del 13 de Septiembre del 2012, “Un discurso para la conclusión del Zóhar”

Material Relacionado:
Los Filtros “empañados” que oscurecen nuestra visión de la realidad
Una caja negra navegando sobre las ondas de luz
Un detector para sentir al Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta