Una oportunidad dada desde Arriba

Los mejores estados de todos son aquellos en los que la persona necesita una conexión con el Creador. Una conexión sólo puede ocurrir cuando necesita la ayuda del Creador. Y ella debe desear esta ayuda no para sí misma, de lo contrario, este sería un deseo egoísta. Pero, precisamente por encima de su deseo, del anhelo de hacer el bien, ella puede construir relaciones con los demás y comenzar a cuidar de ellos, a ayudarlos a corregirse, a actuar en dirección a ellos.

Así, la persona cambiará el cuidado de sí misma por el cuidado de los demás hasta tal punto de que ella le pedirá al Creador que la ayude a realizar este cuidado, que le ayude a corregir a sus amigos y así darle placer al Creador.

Esta es la construcción del sistema completo de relaciones dentro de la persona en dirección a los demás, en dirección al Creador. Esto no existe naturalmente, y nunca surgirá por sí mismo en la persona. La persona tiene que construirlo por encima del deseo egoísta que se revela ante ella.

Este trabajo es llamado el trabajo de Israel, de la persona que se esfuerza directo hacia el Creador, la cual comienza a trabajar sobre la base del primer deseo revelado en ella, y quien gradualmente voltea todos sus deseos hacia el Creador. Este es el trabajo de Moisés, que se vuelve hacia el Faraón exigiendo que él libere a Israel de la esclavitud y del trabajo del Faraón sobre el pueblo de Israel y Moisés, para que ellos sientan cuanto necesitan la ayuda del Creador.

La persona debe saber que el trabajo principal en su corazón en relación con el Creador y el Faraón tiene como objetivo sacar a la gente de la esclavitud, es decir, purificar todos los deseos, al mundo entero. El mundo entero son partes del alma humana, y el deber de la persona es liberar a todo el mundo del poder del Faraón egoísta.

A través de los estudios, del grupo, y de las muchas aclaraciones, la persona necesita convertir su deseo personal, egoísta para alcanzar el trabajo espiritual, para revelar al Creador con el deseo correcto de otorgar. ¡Si ella cada vez obtiene un despertar, esta es la señal de que el Creador la quiere y su deber es cumplir este deseo!

Si la persona no usa el despertar recibido la primera, la segunda, o la tercera vez, entonces se la deja sola por un tiempo, tal vez hasta el final de esta vida o incluso durante unos cuantos ciclos de vida, hasta que finalmente, se le da la oportunidad desde Arriba de despertarse.

Es por eso que debemos ser muy cautelosos en cuanto a perder incluso un momento, un deseo, un regalo de lo Alto, porque nadie sabe cuándo se manifieste de nuevo. El problema es que el 99% de las personas que reciben un despertar desde Arriba simplemente no le prestan atención a esto ni se dan cuenta. Ellas tratan esta oportunidad única que se les presenta desde Arriba, como algo normal en este mundo que no desaparecerá y que puede esperar hasta mañana, unas horas o unos pocos días, otro momento.

Ellas no se ven a sí mismas desde un lado con el fin de relacionar este despertar de una manera espiritual ni de manera material, y no empiezan a trabajar en toda la vasija común, en la conexión con los demás, en la difusión de este conocimiento, ni en la corrección del mundo. Es decir, no empiezan a actuar para revelar al Creador, lo único que nos falta en este mundo, la panacea para todos nuestros problemas.
(88539)
De la primera parte de la Lección Diaria de Cabalá del 14 de Septiembredel 2012, Escritos de Rabash

Material Relacionado:
Abanicando una chispa en una llama
¿Quién depende de quién en realidad?
Todo fue perfectamente preparado desde arriba

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: