A los hombres no les gusta sentir la tristeza ajena

En las noticias (de American Psychological Association): “A los hombres les gusta saber cuándo su esposa o novia es feliz, mientras que las mujeres realmente quieren que el hombre que hay en sus vidas sepa cuándo están disgustadas, según un nuevo estudio publicado por la American Psychological Association. …”

“Podría ser que para las mujeres, el ver que su pareja masculina está molesta, refleje cierto grado de inversión y compromiso emocional del hombre en la relación, incluso en tiempos difíciles. Esto es consistente con lo que se conoce acerca de la insatisfacción que experimentan a menudo las mujeres cuando su compañero se aleja emocionalmente y se desconecta en respuesta a los conflictos”, dijo el autor principal del estudio, Shiri Cohen, PhD, del Harvard Medical School. …”

“La satisfacción de la relación estuvo directamente relacionada con la capacidad de los hombres para leer correctamente las emociones positivas de su pareja femenina. Sin embargo, contrariamente a las expectativas de los investigadores, las mujeres que entendieron correctamente que sus compañeros estaban molestos durante el incidente filmado, eran mucho más propensas a estar satisfechas con su relación, que cuando ellos entendían correctamente que su pareja estaba feliz. Además, cuando los hombres entendieron que su compañera estaba enojada o molesta, las mujeres reportaron ser más felices, aunque los hombres no lo eran. Los autores sugieren que sentir empatía con las emociones negativas de la pareja puede amenazar la relación para los hombres, pero no para las mujeres”.

“Los resultados también muestran que cuanta más empatía con los sentimientos de su pareja tratan de tener los hombres y las mujeres, más felices son. Los autores sugieren que esta investigación debería alentar a las parejas a apreciar mejor y a comunicarse los esfuerzos para ser empáticos unos con otros”.

Mi comentario: Se ha demostrado que la comparación entre los sexos no es posible. Estos ni siquiera son opuestos, es decir, iguales y opuestos, sino que están en niveles comparativos. Esto aún no ha sido descubierto por la ciencia. Por lo tanto, debemos tratarlos como entidades incomparables.

(90114)

Material Relacionado:

Cada uno es igual en el trabajo espiritual

Armonía entre un hombre y una mujer

Un hombre y una mujer como rasgos de la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: