Ascendiendo a la intención

Baal HaSulam, Shamati, artículo 42, “¿Qué significan las siglas ELUL en el trabajo?”: Por esta razón a uno se le da una forma de oscuridad desde Arriba, y entonces uno ve si el trabajo es realizado en pureza.

En otras palabras, si uno también puede estar en alegría cuando está en un estado de oscuridad,  esta es una señal de que el trabajo se hace en pureza, porque uno debe estar contento y creer que desde Arriba se le dio la oportunidad de poder trabajar para otorgar.

Si la persona se siente contenta, por sobre todos sus estados de ánimo, esta es una señal de que ya está separada de su deseo de recibir y que puede avanzar.

Esta es siempre la prueba: ¿Estamos inmersos en nuestro deseo de recibir o podemos elevarnos por encima de él hasta cierto punto? La persona no pide estar en un buen estado de ánimo para continuar su trabajo. Por el contrario, ella está feliz con respecto a la oscuridad, al mal humor y a la confusión. Por encima de todo esto, ella está dispuesta a hacer un pequeño esfuerzo.

No importa el estado de ánimo en el que nos encontremos, nosotros no lo vemos como algo importante, sino que nos elevamos por encima de él. Si las cosas se ven mal en la vasija de recepción, yo puedo trabajar por encima de ella en el otorgamiento, en la unidad y en el amor a los amigos. Esta es una señal segura de que estoy en el camino correcto. Todo nuestro trabajo está en la sensación de oscuridad dentro de la vasija de recepción y en hacer el más mínimo esfuerzo por encima de ella, anhelando una conexión, anhelando el otorgamiento.

Por esto tenemos que realizar los ejercicios adecuados, jugar juegos en los que podamos aprender. Por supuesto, no es fácil para un estudiante nuevo durante los primeros años, pero luego él empieza a sentir la diferencia entre su sensación y su intención, es decir, entre dos sistemas diferentes.

Él puede sentirse bien y luego sentirse mal, y entender que no importa, que él debe trabajar sólo por encima de estas sensaciones y una vez tras otra, estas se le proporcionarán diferentes detalles de la percepción de la realidad que son necesarios para aprender acerca de las diferentes formas de la Providencia del Creador. La persona acepta todas las sensaciones, las buenas y las malas, como un beneficio para elevarse por encima de ellas y mantener constantemente la dirección correcta hacia la meta.

Tenemos que hacer estos esfuerzos constantemente mientras tratamos de preservar la energía del ascenso que nos permite usar racionalmente el tiempo y los medios que tenemos, para que podamos también utilizarla durante un descenso. Es cierto, es muy duro, pero al menos tenemos que intentarlo. Así, nos separamos gradualmente de la vasija de recibir y pasamos a otro tipo de trabajo, a vivir ya en la intención y no en la sensación.

(90042)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 10/11/12

Material relacionado:
La alegría es el signo inequívoco del otorgamiento
Pensamientos sobre el otorgamiento
La separación trae un descenso la unidad un ascenso

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta