Bajo la infusión de la Luz Superior

Al leer El Zóhar, antes que nada nos dirigimos hacia la Luz que Reforma. Yo sólo pienso en ello como si pasara por cierto proceso de sanación, conectado a una infusión intravenosa de suero con la fuerza superior que fluye constantemente a través de mí.

Si pienso en ello, ya puedo avanzar. Se dice que la Torá es la esencia de los nombres santos, es decir los actos de otorgamiento, el Creador, la Luz que Reforma, la cual me trae buenos pensamientos y deseos de otorgar.

Entonces trato de localizarlos dentro de mí ahora, mientras estoy leyendo El Libro del Zóhar: “¿Tal vez algo está sucediendo en mí?” Yo quiero adherirme a las mimas acciones que realiza la Luz. Quiero que ésta las lleve a cabo en mí; estoy listo para volverme Nukva, para recibirlo todo. Que venga y se invista en mí y haga lo que quiera conmigo.

Esto es llamado “descubrir los nombres santos”, “querer conocer lo que uno estudia”, “estudiar la Torá”, estudiar las acciones de la Luz sobre mi deseo de recibir, cómo es que reforma la Luz.

Yo no siento que la Luz influya en mí, ¡pero quiero sentirlo! Al estar conectado a una infusión de suero ordinaria la persona puede yacer ya sea consciente o inconscientemente sólo viendo caer las gotas.

Pero nosotros queremos sentir cómo las gotas de Luz nos sanan y qué añade cada gota. Yo quiero sentirlo porque quiero aprender acerca de ello, acerca de cómo actuar, cómo cambia mi deseo de recibir cada gota; una gota aquí y otra allá, con relación a una cosa u otra. Mediante eso aprendo cómo puedo usar cada uno de los leves cambios en mi reconocimiento, en mi entendimiento, cuando yo me levante después de este proceso de sanación.

Lo principal es que espero ver las acciones del Creador para aprender de ellas, para saber qué son, quién soy y cómo puedo ser semejante a la Luz que ahora influye en mi. Yo tengo que realizar acciones que sean idénticas a las de la Luz, aprender de ellas, como se nos dice: “Por Tus acciones Te conoceremos”.
(90905)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 22 de Octubre del 2012, El Zóhar

Material Relacionado:
¿Cómo acercarse a la luz?
El vestido mágico del futuro
Por tus acciones te conoceremos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: