Detrás de la doble pantalla

Pregunta: No basta con saber que todo me llega del Creador. Después de todo, en tal caso, yo puedo disfrutar de esta “imagen” sin hacer ninguna pregunta. Por otro lado, si tengo una pregunta, puedo superar todos los obstáculos debido a que busco una respuesta.

Respuesta: Es correcto. La persona debe comprobarse constantemente a sí misma.

Baal HaSulam escribe acerca de ello en el artículo, “Ocultamiento y revelación del rostro del Creador“: uno reza y da caridad por los problemas propios, pero estos no son respondidos en absoluto…

La persona comprueba y ve que no tiene éxito en nada. Sin embargo, ella todavía está conectada con el Creador, puesto que de lo contrario no le oraría a Él, ni daría caridad.

Y precisamente cuando uno deja de rezar por los propios problemas, obtiene una respuesta. Cada vez que se sobrepone, que cree en la Providencia, y que mejora sus actos, la suerte le da la espalda y vuelve a caer sin piedad.

La persona puede averiguar seriamente, tratar de hacerlo todo de la manera correcta, y ver resultados opuestos. Este estado es llamado “doble ocultamiento”.

Y cuando ella se niega y comienza a empeorar sus obras, obtiene un gran éxito y alivio en gran medida. Uno no encuentra aquello que lo sostiene de manera adecuada.

La persona puede avanzar por caminos sinuosos y estar rodeada de criminales exitosos. Entonces, el buen entorno le parece un entorno pobre, estúpido y privativo.

Cuando la Providencia dispone las cosas de esta manera para la persona, esto es llamado “ocultamiento dentro del ocultamiento”.

Sin embargo, ella lo entiende y es consciente de lo que está pasando. Así que, después de todas las averiguaciones e intentos, la persona misma determina con claridad y precisión en que ocultamiento se encuentra con respecto al Creador: si se trata de un ocultamiento simple o de un ocultamiento doble.

Debemos hacer esto cada minuto y en cada situación. Es posible hacerlo. Baal HaSulam nos da instrucciones claras sobre cómo llegar al estado real, a la verdadera conexión con el Creador.

Cuando la Providencia dispone las cosas de esta manera para la persona, esto es llamado “ocultamiento dentro del ocultamiento”. Esto se debe a que entonces, uno colapsa bajo el propio peso y no puede seguir fortaleciendo la creencia de que los dolores propios provienen del Creador, por alguna razón oculta. Finalmente uno falla, no se vuelve hereje, y dice que el Creador no está velando por Sus creaciones en absoluto.

Esto ni siquiera es doble ocultamiento puesto que el Creador está totalmente ausente de la imagen del mundo.

Y todo lo que ocurre, sucede por causa del destino y de la naturaleza ciega. Esto no es ver siquiera la parte posterior.

Por lo tanto, en el momento en que me despierto, yo inmediatamente comienzo a observarme a mí mismo y el estado en el que me encuentro. Claramente, uno puede decir un par de bendiciones automáticamente o cantar una canción, pero, en general, la medida no deben ser las melodías o las bendiciones que otras personas hayan compuesto, sino las mías.

Así, yo entiendo gradualmente que, al final, todo depende de la influencia del entorno. Entonces, yo descubro que tengo que someterme al entorno porque éste me jala por medio del ocultamiento doble y del ocultamiento simple hacia la revelación del Creador. Sólo el sometimiento propio ante el grupo me trae la Luz que Reforma.

(89446)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/3/12, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado
No quiero maldecir a el creador

Yo soy el primero y yo soy el ultimo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: