No puedes engañar a un burro con paja

Pregunta: Si yo estoy corregido, veré un mundo mejor a mi alrededor. Pero si veo que sufre más, ¿cómo debo tratarlo?

Respuesta: Nuestra vida es una dualidad. Por un lado, nuestro cuerpo pertenece al mundo animado, pero por otro lado, el deseo que nosotros estamos desarrollando pertenece a un nivel más elevado, al grado humano.

Se dice sobre el mundo que vemos a nuestro alrededor: “Todos son como animales”. Un ser humano en nuestro mundo no es sólo similar a un animal, es aún peor. Por naturaleza, los animales instintivamente cuidan de su propia existencia. Ellos no son acosados por el desenfreno al comer, por las golosinas inventadas, por dulces y delicias; los granos o la hierba son suficientes para un burro. Dale pan en vez de esto, y él no lo querrá. Del mismo modo, los animales no tienen impulso a excederse en el sexo, sino que actúan por instinto, criando en las estaciones designadas por la naturaleza. No tienen palacios, las cuevas son suficientes para ellos. Esta es la existencia animal.

A diferencia de ellos, un ser humano tiene deseos exorbitantes para que, como resultado del desarrollo, descubran esto que los ha llevado a un callejón sin salida. Esto es lo que revelamos hoy.

Así que al ver el sufrimiento de la gente, nosotros tenemos que dividir mentalmente la existencia de ellos en dos partes. ¿Qué necesita la persona en el nivel animal para vivir una vida normal y saludable? Ella necesita un techo, comida, ropa, familia y otras condiciones necesarias, pero sólo racionales. Por supuesto, no podemos vivir como lo hicimos mil generaciones atrás. Yo debo desear que todos en el mundo tengan unas condiciones aceptables, pero no más. La ley general de estados de la naturaleza: en el nivel animal, Tú debes asegurar tu existencia, y todos tus otros deseos, pensamientos y habilidades, todo lo que tienes de más, debes dedicarlo al ascenso espiritual.

Así pues, si hablamos del mundo por venir, de la vida hasta el final de la corrección en la que este mundo desaparece de nuestras sensaciones, el conjunto de cosas razonables necesario para la existencia material debe ser proporcionado y todo lo demás debe darse para el desarrollo espiritual.

Si para el día de hoy, hubiéramos organizado nuestra vida de esta manera, habríamos constatado que en este mundo existe todo lo necesario para proporcionar lo necesario para cada uno de los siete mil millones de personas, en condiciones físicas normales. La mayor parte del día, estaríamos libres del trabajo material para estudiar y realizar nuestro trabajo espiritual interno para cambiarnos a nosotros mismos. Por esto debemos luchar.

Todavía no sé cómo puede realizarse esto en la práctica, pero espero sinceramente que seamos capaces de explicarle a la gente que esta es la forma correcta de vida en el mundo. A través de la crisis y de las explicaciones, llegaremos a la línea media, a un estado en el que el mundo acepte esto.

(89263 – De la Convención en Italia del 30 de Septiembre del 2012, Lección 2)

Material Relacionado:

El cambio de la naturaleza humana en nuestro tiempo

La geometría de los sentimientos

Todo está determinado por el grado humano

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta