Paz es cuando los fuertes han escuchado a los débiles

En las noticias (de MIT News): “Para ayudar a promover la paz en el Medio Oriente, muchas organizaciones han establecido “campos de paz” o programas de resolución de conflictos similares que reúnen a israelís y palestinos para alimentar un mayor entendimiento del grupo opuesto”.

“Un rasgo común de esos programas es la oportunidad para los miembros de cada grupo de compartir historias acerca de sus vidas con miembros del otro grupo. Ahora, un nuevo estudio de los investigadores del área de neurología del MIT muestra que los beneficios de este intercambio son mucho más grandes cuando los miembros del grupo con menos poder, comparten sus historias con el grupo tradicionalmente dominante que cuando ocurre lo contrario”.

“El hallazgo, publicado en línea en la revista de psicología social experimental, apoya la idea que para el grupo sin poder alguno, la mayor barrera para la reconciliación es la creencia de que sus preocupaciones son ignoradas, afirma Rebecca Saxe, autora principal del estudio…”

“A cada participante se le asignó la tarea de escribir acerca de las dificultades de la vida en su sociedad, o leer y resumir un ensayo similar escrito por un miembro del grupo opuesto. Todas las interacciones tuvieron lugar a través de videos y chats por escrito. Cada participante hizo pareja con alguien que, sin que el participante lo supiera, era en realidad un asistente de la investigación”.

“En un cuestionario entregado antes y después de la interacción, las actitudes hacia el grupo opuesto mejoraron más entre miembros del grupo sin poder, que contaron sus propias historias, y entre miembros del grupo dominante que leyeron las historias de otros”.

“Cuando miembros del grupo con menos poder escribieron simplemente sus historias sin que nadie del grupo opuesto las leyera, esto no mejoró sus actitudes hacia el otro grupo, reforzando la importancia de ser escuchados”.

“Para el grupo dominante, los investigadores creen que escuchar las historias del grupo opuesto es benéfico porque los miembros del grupo en el poder a menudo temen ser culpados por el conflicto. Por lo tanto, el escuchar les da “una oportunidad para que actúen de manera virtuosa y moral y muestren que en realidad son buenas personas”, afirma Saxe”.

Mi comentario: Sólo el diálogo en forma de mesa redonda (Sadna) ayudará a reunir a las personas y entonces conectarlas , hasta el punto de una complete inclusión de todos en el mundo, y así lograr una integración plena, y dentro de ella, la sensación de entrar a la próxima dimensión, nuestro próximo estado, es destinada por la evolución.
(89862) 

Material Relacionado:
En la mesa redonda
Neutralizando la amenaza
El destino de una nación se determina en la Mesa Redonda

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta