Por encima del Ein Sof (Infinito) existe el dador del Ein Sof

Nosotros nunca podemos imaginar ni valorar el nivel superior puesto que cada vez es en una nueva dimensión y entramos en otro mundo. Todos nuestros datos internos cambian, cambian nuestro elementos y cada vez es como una nueva criatura, una nueva creación. Así es como se revelan las nuevas Reshimot (genes informativos).

Entonces, ¿cómo podemos evocar nuestro progreso y pensar sobre la grandeza del Creador, sobre la altura de un nivel superior en comparación con el que estamos ahora? Es por ello que nosotros trabajamos indirectamente con la ayuda del entorno, al ser impresionados por éste y recibir de él los nuevos valores, para que de esta manera la persona pueda imaginar el otorgamiento como una conexión y amor por encima de su ego.

Gracias al entorno, podemos de alguna manera representarnos esta imagen para nosotros mismos, pero para avanzar, tenemos que exigir más de este cuadro, el nivel más alto, que es dos niveles más alto que aquel en el que estamos. Si el próximo nivel ya es Ein Sof para nosotros, ¿cómo podemos imaginar algo que está por encima de Ein Sof?

Sin embargo, nosotros debemos imaginar que el más alto nivel, es decir la revelación del Creador, es incluso mayor que cualquier cosa que podamos imaginar. Es entonces cuando mi súplica al Creador es correcta. Esto se debe a que el nivel superior es el mismo estado que quiero alcanzar. El nivel que está por encima, es aquel a quien yo le pido ayuda para alcanzar el nivel superior.

Yo me vuelvo hacia aquel que está por encima del superior a fin de alcanzar al superior. Si presento mi súplica de esta manera, entonces ella está exactamente sobre la línea recta que va dirigida hacia el Creador. Yo quiero alcanzar el nivel de otorgamiento, la conexión, el amor por los demás, y la adhesión. Pero para alcanzar esto, no le pido ayuda a algún factor desconocido, sino que voy directo al Creador. Todo está conectado en el nivel superior a una totalidad: Israel, la Torá (la Luz que Reforma), y el Creador.

Israel soy yo, aquel que alcanza el nivel superior por medio de la Luz, que recibo del Creador, quien está en el más elevado nivel superior, pero que “viene” a mi encuentro en el siguiente nivel. Si nosotros tenemos esta estructura, podemos estar seguros de que estamos en una línea directa.

Los niveles importantes para nosotros son los más bajos (el nivel actual), el superior, y el más elevado. Este es el orden de los niveles.
(91220)
De la preparación para la Lección Diaria de Cabalá del 10/25/12

Material Relacionado:
¡El descenso debe ganarse!
¡Por favor, pásale mi súplica al Infinito!
Entrando en la órbita espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: