Regocijo con estremecimiento

Baal HaSulam, Shamati, artículo 11, “Regocijo con estremecimiento”: Por ende, cuando existe amor, también debe haber temor, pues el temor representa el hueco, el vacío. De esto se desprende que, cuando existen ambos, existe integridad. De lo contrario, cada uno quiere cancelar al otro. El amor representa la existencia, mientras que el temor representa la carencia y el vacío. Solamente con los dos juntos existe plenitud. Y a esto se llama “dos piernas”, y precisamente cuando uno posee dos piernas, puede caminar.

Todo nuestro trabajo se centra en dos líneas: la derecha y la izquierda, y la línea media viene de Arriba. Aquí abajo, tenemos que preocuparnos primero acerca de la completitud. Primero debemos voltearnos siempre hacia la línea derecha y trabajar con ella: pensar en la completitud en la medida de lo posible, en la grandeza del Creador, en la importancia de la meta, y en la grandeza de los amigos y del grupo.

Por otra parte, es imposible estar constantemente en un estado de plenitud, puesto que no habrá avance si la persona no abandona el estado de plenitud, esto es llamado Jasidismo, cuando todo es aparentemente aceptado con amor y alegría.

La persona se eleva artificialmente hacia este tipo de actitud, dispuesta a regocijarse pase lo que pase. Así ella anula la propia crítica. Así que es posible educar a la persona para que adopte este tipo de actitud. La educación pone a la persona en una sola línea, ya sea en la derecha o en la izquierda, y ella sigue esta línea y se aferra constantemente a un principio.

Existen creencias y religiones que mantienen a la persona en un estado de regocijo, en constante júbilo, y hay otras que la mantienen en llanto constante, obligándola a torturarse a sí misma y a sentir que es pecadora, como un “tonto sentado sin hacer nada, comiéndose su propia carne”.

Pero la mejor manera de avanzar y construir a un ser humano es lo largo de dos líneas, y la persona debe construirlas por sí misma. Ella debe desarrollar la línea derecha por medio del entorno, imaginando la grandeza del Creador, tanto como le sea posible. Ella construye la línea derecha según la medida en la que ella misma puede anularse ante el entorno que le proporciona la sensación de la grandeza del Creador.

Esto significa que para estar en la línea derecha, ella ya tiene que haberse anulado, es decir que la línea izquierda está incluida en la línea derecha. Si con ello la persona misma se somete ante la grandeza del Creador, la cual recibe del entorno, y construye su línea derecha; entonces esto ya es parte del trabajo espiritual y no sólo algo para sentirse feliz.

(90531)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 10/17/12, Shamati # 11

Material relacionado:
La alegría de la anticipación del ascenso
Hasta que uno se transforme en un ser humano

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta