Todos los retornos están bloqueados

Pregunta: ¿Cómo podemos superar el estado de pesadez y fatiga en el que nos encontramos últimamente, el cual nos hace dormir durante las lecciones? ¿Cómo podemos despertar juntos y salir de este estado como un grupo global al apoyarnos mutuamente?

Respuesta: Este es el punto del éxodo de Egipto, del cual hemos hablado tanto, el punto de la recepción de la Torá, el punto de quiebre, el nacimiento. Sabemos que un nacimiento está acompañado por dolores de parto y que es un estado peligroso. En el momento preciso del nacimiento sentimos la mordedura de la serpiente, el descubrimiento del corazón de piedra, porque no hay otra forma en que podamos nacer.

El éxodo de Egipto es llamado un “nacimiento espiritual”. Durante ese tiempo la inclinación al mal tiene que revelarse y esos son estados muy peligrosos que nos mantienen bajo una gran presión, ya que de otra manera no estaremos de acuerdo en escapar de Egipto.

Todos esos estados aún no son muy claros para la persona. Imaginen que es un buen estado a partir del cual damos el paso hacia el mundo espiritual, al mundo superior, que a partir de este estado nacemos y ascendemos por encima del Majsom (barrera), por encima de la frontera del mundo superior. Por lo tanto, es el estado más tenso, el estado más peligroso que puede haber en la vida de una persona ¡Este es el estado de su nacimiento!

Vemos siempre un nacimiento como un milagro, y hasta el último momento no estamos seguros de sí sucederá suavemente, aun cuando tengamos equipo médico tan moderno y conozcamos el proceso. Aun así, nunca sabemos lo que puede suceder y es un punto muy crítico.

La cualidad única de este punto es que la persona está bajo una presión terrible, y un miedo terrible. Toda su vida previa ha concluido o está a punto de concluir. Aún no ve su vida a futuro y no la entiende, y no es claro lo que ésta simboliza, ya que con el fin de alcanzarla tiene que crear una apertura hacia el nuevo mundo.

La persona no entiende cómo puede existir, ya que tiene que “cerrar lo que está abierto y abrir lo que está bloqueado”, justo como sucede durante el nacimiento corporal.

Si nosotros anhelamos únicamente el nacimiento espiritual, tenemos que imaginar este estado de una forma muy realista, lo más cercano posible a nuestro entendimiento y sensación, según el grado en el que estemos listos para acercarnos a este estado y preparados para ello.

Cuanto más nos preparemos para este estado, más avanzamos hacia este. Esto significa que necesitamos mentes fuertes, fortaleza física, y una buena organización de todas las actividades que nos permitan pasar por el estado más difícil que puede existir  ¡Todos los retornos están bloqueados y no hay lugar hacia dónde avanzar! Justo como el escape de Egipto, cuando tu camino de pronto es bloqueado por el Mar Rojo y desde atrás las tropas del Faraón están alcanzándote y no hay dónde ocultarse.

Existen diferentes descripciones alegóricas del estado del nacimiento espiritual y todas se refieren a presiones, dificultad, y amenaza. Tenemos que aproximarnos por nuestra cuenta y no esperar que alguna fuerza nos arrastre o nos empuje en esa dirección. De otra manera podemos volvernos laxos y sólo buscar cómo arreglárnoslas de la mejor manera para permanecer inmóviles. Sino que tenemos que llevarnos hacia esos estados aparentemente peligrosos.

Si yo entiendo y estoy consciente de lo que hago, comprendo que esto sólo es peligroso para mi ego. Significa presión y es poco placentero, pero yo me aproximo conscientemente y evoco y convoco los dolores de parto, la sensación de sufrimiento, por mí mismo. Resulta que es otro tipo de dolor, un dolor dulce.

(90737 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de Octubre del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: