Una ciudad que crece a partir de un punto en el mapa

El mundo de Atzilut expande las vasijas. Si al principio sólo tenía un pequeño discernimiento, un punto, una Sefirá, después en el mundo de Atzilut un Partzuf completo de diez Sefirot es creado en lugar de una Sefirá. Esto significa que ya podemos separar todos los atributos mucho más que antes.

Si antes apenas podía ver la diferencia entre dos atributos, ya que era sólo un punto, ahora el punto por entero crece diez veces más e incluye diferentes discernimientos que están interconectados.

Entonces el mundo de Atzilut me permite clarificar cosas y llevar a cabo correcciones del mundo de Nikudim. En el mundo de Nikudim sólo hay puntos- un punto negro de Maljut que fue incorporado en todas las Sefirot. Aquí, sin embargo, en el mundo de Atzilut no trabajamos con la misma Maljut que está simplemente incorporada en todas las otras Sefirot como un punto negro, sino con Maljut que incluye las primeras nueve Sefirot y también está incluida en ellas.

Los atributos comunes de las primeras nueve Sefirot son creados con respecto a Maljut, y los podemos ver en el trasfondo de aquellas. Gracias a eso, somos capaces de elegir, clarificar, y entender qué está sucediendo.

Es como acercarse a un objeto, al cual primero veo como un punto. Mientras más me acerco, más comienzo a ver en una escala más grande lo que sucede ahí. Entonces un pequeño punto en el mapa puede crecer hasta volverse toda una ciudad.

Así es exactamente como el mundo de Atzilut opera al ayudarnos a ver cada fenómeno en una escala más grande.
[90156]

(De la 3a. parte de la leccion diaria de Cabala del 09.10.2012, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

Comenzando a vivir
Las albóndigas del mundo de Atzilut
Abre el camino hacia la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta