Una ley simple de revelación

Todo es muy simple: el Creador se revela en la conexión entre nosotros. Por lo tanto yo debo buscar dónde puedo trabajar todo el día en la conexión entre nosotros ¿Dónde están los cables que puedo extender con el fin de conectarnos unos con otros? ¿Entre quiénes deben extenderse, entre cuáles deseos? ¿Cómo debo conectarlos todos, y mediante qué? ¿Cuál es el trabajo que tengo que hacer?

Se nos dice que el Creador se revela en la conexión entre nosotros. Si hay diez personas, es suficiente. Sólo tenemos que conectarnos y Él será revelado ¿Pero he dado algún paso práctico hacia la conexión? Sólo hablamos de conexión, y el Creador no se revela ¿Entonces qué debemos hacer? Continuar hasta que el Creador se revele.

¡Esta es una ley! Él ciertamente se revelará tan pronto como surja la necesidad correcta por la conexión compatible con Él y esto es suficiente para el primer nivel de revelación, Nefesh de Nefesh. O nosotros abrimos la relación opuesta, el Nefesh de Nefesh opuesto, de manera que tengamos un indicador de que ocurrió un deseo de conectarnos y fue revelado en lo opuesto, y entonces clamaremos para que el Creador nos corrija.

El clamor surge automáticamente, ya que una acción lleva a otra acción. Así que cuando clamemos, el Creador corregirá la conexión entre nosotros y ésta se revelará. La parte rota se nos revelará en la forma más áspera de separación entre diez personas. Entonces descubriremos una fragmentación cada vez más delicada.

Primero descubrimos la fragmentación en su forma más primitiva: 10 grandes partes de egoísmo, opuestas una a la otra tratando de desgarrase unas a otras con sus dientes, en vez de conectarse y aferrarse con sus dientes, como ruedas dentadas. Después pedimos la corrección y nos conectamos de forma más áspera, y entonces se revela la Luz de Nefesh de Nefesh. Esta es ya la revelación del Creador al ser creado.

Esta es una forma más áspera de conexión, que somos capaces de tener por el momento, 1/125 de la conexión. Después ocurre lo mismo, pero la resolución es más elevada. Son las mismas diez Sefirot, pero penetramos más profundamente en ellas al descubrir las partes individuales cada vez más.

Lo principal es descubrir las primeras diez Sefirot, el primer nivel, porque así es como nacen y toman la forma espiritual. Entonces en esta forma, ya comienzan a mejorar. La parte más difícil es superar el primer nivel.
(89715)
De la 4º parte de la Lección Diaria Cabalá del 10/5/12, Prefacio al Libro del Zóhar

Material Relacionado:
Todos giran independientemente
Viendo el mundo de Ein Sof (Infinito) detrás de las simples palabras
La conexión entre nosotros consta de diez Sefirot

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: