Una movilización general

Sólo nuestra persistencia en sentir la necesidad de la conexión, puede salvarnos. Dejen de jugar con otras cosas esperando que algo cambie con el tiempo, ya es suficiente de ocuparnos de otras cosas. Todas las actividades relacionadas son necesarias sólo con el fin de apoyar lo principal: entender la necesidad por la conexión.

Aquí debe haber un esfuerzo colectivo incesante hasta tener éxito. No debemos huir o desviarnos de la meta en ninguna otra dirección. Lo que hagamos sólo está destinado a reforzar nuestros esfuerzos por conectarnos. Debemos sentir una preocupación que vaya de corazón a corazón, hasta que tengamos éxito. No hay concesiones aquí y las condiciones son conocidas: realización constante de las Reshimot(genes de información) de acuerdo al principio “He laborado y he encontrado”. Si podemos, vencemos, y si no, no vencemos. Esta debe ser una meta clara ante nuestros ojos y todos debemos movilizarnos para la misión.

Hay estudiantes nuevos que aún no entienden ni sienten una total impotencia; Hay estudiantes veteranos que se han debilitado mucho y se encuentran atrapados en la rutina. Pero en general debemos reforzarnos mutuamente. La plegaria puede ser sólo por la conexión; de otra manera, no es escuchada. Si no anhelamos la conexión,  el otorgamiento mutuo, otorgar al Creador, entonces todo lo demás es “la poción de muerte” por completo. Nosotros debemos aclarar esto exhaustivamente.

Lo principal es la preocupación general. Incluso si en realidad yo no siento la preocupación en mi corazón, aun así debo mostrársela a otros. Incluso si no me entusiasma la meta de la creación por el momento, aun así debo actuar ante los demás. De otra manera no debo ser parte de la sociedad.

Esta debe ser la condición principal: La persona está en la sociedad con el fin de reforzar los corazones de los amigos en el camino hacia el alcance de la meta al incrementar la importancia de la grandeza de la meta. Si no lo hace, no hay lugar para ella aquí. Es mejor que unas cuantas personas lleguen a la meta, puesto que de otra manera ¿cuál es la utilidad de todos los millones a nuestro alrededor si no alcanzan nada y si la fuerza espiritual no gobierna el nivel corporal?

Entonces la sociedad debe exigir de todos: O mantienes tu obligación en reforzar a los amigos con respecto a la grandeza de la meta, a la grandeza de la conexión, o te vas. Justo así.

Con respecto a los principiantes también debemos aclararles la misión, al grado de que puedan percibirla, ya que aparte de eso no hay nada.

Pasan muchos años antes  que la persona comience a escuchar hasta cierto grado y a percibir el mensaje. Pero nosotros hemos acumulado suficiente experiencia, poderes, conocimiento de las fuentes, y esfuerzo, con el fin de realizarlo. Es más, la realidad externa exige que lo hagamos.
(89718)
Dela preparación para la Lección Diaria de Cabalá del 10/5/12

Material Relacionado:
Vamos a Faraón
Un filtro en el camino hacia el Creador
La última gota de esfuerzo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta