Yo existo mientras sea necesario

A pesar de estudiar la anatomía del cuerpo, aun no entendemos bien la conexión entre todos los sistemas en el cuerpo humano. Si tomamos el cerebro como un ejemplo, hay “enviados” del cerebro en todo el cuerpo sin lo cuales este no sabría qué hacer y cómo. Similar a la cabeza de un estado que emplea una organización expertos calificados con el fin de funcionar de manera óptima.

Por error creemos que el “procesador principal” está en la cabeza, pero si observamos de forma más profunda ese asunto veremos que no existe en nuestro cuerpo para nada. Si observamos de cerca a una persona, veremos un insignificante mortal, entonces no está claro de dónde recibe órdenes y dónde está su programa.

En realidad los datos relevantes vienen del entorno, y esto lo que opera sobre nosotros. Espero que en un futuro no muy lejano descubramos que la vida de una persona depende de la conexión y su disposición a cooperar mutuamente con el entorno. Desde ahí el cerebro recibe órdenes que resultan del grado al cual la sociedad necesita a una cierta persona. Y si él no es necesario, el cerebro no recibe nada. En nuestros cuerpos, cada segundo las células mueren y son remplazadas por nuevas. En la sociedad, mientras haya una necesidad por ti, estás vivo, y cuando no es así, el cerebro recibe una orden y comienzan diferentes procesos al final de los cuales una persona abandona su papel corporal.
[90171]

(De una “Charla acerca de una nueva vida” 10 de octubre del 2012)

Material Relacionado:

Anatomía del alma
El tamaño del cerebro está relacionado con la sociabilidad
El cerebro: un secreto inaccesible a la ciencia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: