El teclado de la computadora que está al mando

La sabiduría de la Cabalá es el único medio que realmente me permite tener el control de mi destino. Ningún presidente o primer ministro puede ayudar aquí, ya que el mismo destino que está en las manos del Creador también “los jala a ellos de la oreja”.

Pero no alcanzo la sabiduría de la Cabalá con el fin de orar y suplicar: “¡Por favor! ¡Deja que me sienta bien!” Yo no quiero revelar al Creador, conocer Sus planes, descubrir cómo influir en estos, o cómo ser parte de ellos. No se trata solamente de una revelación; se me ha dado el acceso al “teclado” desde el cual se envían las órdenes a toda la realidad.

Además de eso, me han enseñado cómo actuar, cómo controlar y manejar mi destino y el destino del mundo entero. Me han hablado acerca de la estructura de los mundos y de este mundo, de la historia del proceso, de sus motivos y su dirección, de la naturaleza de toda la creación, del sistema de dirección y del sistema de la Providencia. En resumen, no hay nada que no esté incluido en la sabiduría de la Cabalá. Nos habla de la naturaleza y sus leyes absolutas, las cuales no conocemos. Cuando las conozcamos, tendremos el control sobre todo.

El Creador no son arrebatos de emoción al azar, ni el deseo caprichoso de alguien que me deja una apertura hacia la verdad en el último momento. El Creador es la ley general de la realidad. Si yo la estudio, sabré cómo relacionarme con ella, cómo incorporarme en ella, cómo manejarla.

Si yo lo deseo, tendré esa oportunidad. Con el tiempo descubriré que primero debo entender al Creador. Cuando yo lo entienda a Él, inmediatamente concordaré con Él, al igual que la persona concuerda con su madre cuando crece y ve que los deseos de ella sólo eran en su favor.

La posibilidad de manejar la ley absoluta está libre de contradicciones: por medio de la revelación del sistema general yo veo que aquí sólo es necesaria la correcta integración entre Él y yo. Sólo tengo que cambiar yo mismo y cumplirla en los niveles de la escalera espiritual. En cada nivel yo me vuelvo hacia el Creador, y somos incorporados en los demás y alcanzamos un acuerdo en la línea media, después de lo cual estamos juntos en armonía y paz. Alcanzamos la igualdad en la situación actual, en cada momento de mi vida, debido a que ambos la valoramos como la mejor.

Así puedo gestionar mi destino, puesto que de Su parte es manejada de la misma manera. ¿Qué puede ser mejor para la persona?
(92725)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 12 de Noviembre del 2012, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”

Material Relacionado:
¿Sabes por qué la sabiduría de la Cabalá ha venido al mundo?
¿Siguiendo la sabiduría o siguiendo la luz?
Bajo la providencia superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta