En el ocaso de la vida

Pregunta: Si nosotros le preguntamos a un anciano si a él le gustaría ser un mago, él te diría “Me gustaría pero yo no tengo deseos“.

Respuesta: Las personas mayores pierden sus deseos. Ellas se sienten rechazadas por la vida, ellas están cansadas y no esperan nada de la vida. Las personas jóvenes están dispuestas a todo pero ellas no tienen la mente, como se nos ha dicho: “Si los jóvenes supiera, si los viejos pudieran”.

Así es como nosotros vivimos, y por lo tanto lo principal es darle a conocer a la persona en el comienzo de su vida, la opción de descubrir toda la providencia, entonces ella sabría cómo comportarse, qué buscar, con qué llenarse, y ella no desaprovecharía su vida, sino más bien aspiraría a entrar en el próximo nivel eterno.

Pregunta: ¿Podemos decirle a un hombre mayor, “Ven al grupo de educación integral, aquí es donde tú encontrarás un deseo?”

Respuesta: ¡Absolutamente! Pero este no es el único modo en que nosotros podemos atraerlo. Nosotros solamente necesitamos dirigir a la persona a lo que ella en realidad quiere.

Si ella todavía tiene algunos deseos similares, entonces sí. Y si no, si todo ya está muerto en ella, nosotros podemos sólo llamarla para que venga, se siente con otra gente mayor, para que coma un sabroso panecillo y  tome una taza de té. Ella verá, escuchará y pasará el tiempo, y estará gratamente impresionada al estar en una compañía segura. Las personas mayores deberían ser atraídas por lo que nosotros llamamos intereses de los mayores, pero no por cuestiones elevadas.

Debemos adaptarnos a las necesidades de la persona. Sin importar a quién nos dirijamos, nosotros debemos primero estudiar a este grupo de personas y sus deseos y empezar a trabajar con esos deseos.
(92085)
Del Kab.TV “Charlas con Michael Laitman” del 3 de Octubre del 2012

Material Relacionado:
Yo existo mientras sea necesario
Yo quiero que todos se sientan bien
Antes de la salvación deseada

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta