La armonía de los opuestos

¿Saben por qué me gustan tanto los coros georgianos? Por la concordancia. Los cantantes tienen que compartir las mismas sensaciones, el corazón de todos los participantes tienen que ser como un solo corazón. Ellos deben trabajar como un equipo y sentir a los demás. Tiene que haber un equilibrio interno e integración completa.

Cada cantante interpreta su parte sin interferir con los otros y estar simultáneamente en concordancia con ellos. Sus voces van en direcciones innumerables y se unen y se dividen, se reparten y vuelven a juntarse una y otra vez. Este flujo interno de conexión de los opuestos es lo que le concede tanta fuerza a este arte.

Exactamente así tiene que actuar internamente un grupo cabalístico.
(92986)
De una cena en la Convención en Georgia del 11/5/12

Material Relacionado:
De egoístas separados a un todo único
El sabor de las nuevas sensaciones
El fuego de los corazones ilumina la oscuridad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta