La envidia que nos ayuda a avanzar

Pregunta: Usted dice que la envidia nos ayuda a avanzar. Yo no entiendo para qué necesitamos la envidia.

Respuesta: Yo los envidio a todos. Ayer cuando las personas cantaron durante la comida, realmente las envidié: ¿Por qué no puedo cantar así? O cuando alguien rápidamente comprende el material que estudiamos, también lo envidio: ¿Por qué él puede hacer eso y yo no? ¿Esta envidia es mala?

Imagina que hay personas que aparentan estar en un nivel mucho más elevado que tú; es muy bueno que hayan alcanzado algo ¿Pero yo no? ¿Cómo puede ser? ¿Cómo pueden ellos y yo no?

Podrías decir: “¿Entonces tampoco quiero que ellos alcancen este nivel?” No, quiero que avancen incluso más, pero quiero avanzar con ellos, lo cual significa que es una envidia positiva que tira de mí hacia adelante. No quiero hacer que fracasen, quiero seguirlos hacia adelante; este es un punto muy importante.

La envidia usualmente significa que no quiero que el otro tenga lo que envidio en él, pero para nosotros la envidia es diferente, significa que quiero lo mismo que envidio.

Pregunta: Yo nunca he envidiado a nadie ¿Cómo puedo envidiar a un amigo si sé que el Creador le ha dado cierto atributo? Supongamos que hay una buena computadora y una mala computadora que no puede ser buena, así es como el Creador la ha construido.

Respuesta: No, estás tranquilizándote con eso, porque eres perezoso. Ahora tienes que sentirte mal por ser perezoso.

Pregunta: Si, soy perezoso. Entiendo que este es mi atributo y no hay nada que pueda hacer al respecto, entonces le digo al Creador: “Así somos, de la manera en que Tú nos creaste, ¡¿entonces qué quieres de nosotros?!”

Respuesta: Antes que nada, todas las preguntas que hace la persona son legítimas y correctas, ya que surgen del deseo que está en ella; no hay nada que podamos hacer al respecto. Pero todo el grupo debe evocar a todos los demás, de otra manera continuarán durmiendo. Aquí tenemos que jugar.

¿Por qué organizamos diferentes juegos ahora? Porque tengo que mostrarles a los amigos que estoy en un nivel más elevado que ellos, y que hay algo más en mí: “¿Acaso todavía no lo saben? Yo ya conozco esto”, etc. Tenemos que incomodarnos el uno al otro y dar indicios de que hay algo grande en la espiritualidad, ya que de otra manera no nos moveremos. El Creador permanecerá oculto hasta que lo descubramos mediante nuestra equivalencia de forma, entonces no hay nada que podamos hacer, tenemos que envidiarnos mutuamente.

La envidia es un atributo esencial. Todo ha sido creado por una razón. Bajo ninguna circunstancia debes suprimir nada en ti. Debes sentir envidia.

(92503 – De la Convención en Georgia del 06 de Noviembre del 2012, Lección 2)

Material Relacionado:

Envidia a los amigos
La envidia en el grupo
Todos nosotros garantizamos los unos por los otros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta