La vida es buena si conoces su significado

Solo existe un medio para alcanzar la meta de la creación, la ciencia de la Cabalá. Cualquier otra meta que aparezca en este mundo puede lograrse mediante el uso de nuestras fuerzas. Pero nosotros no tenemos la fuerza para alcanzar la meta de la creación, no tenemos ninguna posibilidad de entenderla. No estamos diseñados originalmente para ser capaces de ver la meta y alcanzarla.

Pero hay un estado inherente en el proceso de nuestro desarrollo en el que nos sentimos mal por no lograr la meta de la creación, incluso en nuestra vida normal en la tierra, como si esto no estuviera relacionado con una meta más elevada. Sin embargo, nosotros existimos en el mundo material para elevarnos desde él y alcanzar la meta de la creación.

Así que, llegamos a una etapa en nuestro desarrollo, en la que de repente sentimos que es suficiente, que ya no podemos seguir así, y es necesario encontrar el sentido de la vida. A partir de este momento, la persona comienza a buscar este significado.

Esta pregunta se despierta en los individuos y en grupos o incluso en el mundo entero. Por supuesto, esta fue facilitada por los golpes que la gente siente como sufrimiento, de acuerdo a su percepción actual, es decir, por los problemas mundanos promedio con la comida, la familia, el dinero, el respeto y el conocimiento.

La persona siente la falta de llenado de estos deseos terrenales, que no pueden satisfacerse con nada, y por lo tanto comienza a llorar: “¿Cuál es el significado de mi vida?” Ella pierde el sabor de su existencia tanto que no entiende por qué necesita esta vida si ella no logra alcanzar la meta.

Entonces, ella llega a la necesidad de realizar el método de la Cabalá para alcanzar la meta de la creación. Por lo tanto, la vida material de toda la humanidad aspira a una meta.

A algunos ésta les llega antes, a otros después, de acuerdo con un proceso específico, dependiendo de la raíz de cada alma. Pero tarde o temprano, todos deben llegar a esta meta, a cambiar su naturaleza para que todos nuestros deseos egoístas se disminuyan al nivel de necesidades básicas.

Este nivel material no se condena ni se alaba porque la persona satisface estas necesidades básicas con el fin de existir para la realización del propósito espiritual. Y todas las fuerzas disponibles ella las dedicará a la consecución de esta meta superior.
(92813)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 13 de Noviembre del 2012, Introducción al Estudio de las Diez Sefirot

Material Relacionado:
La Cabalá y las enseñanzas ocultas
¿Sabes por qué la sabiduría de la Cabalá ha venido al mundo?
Acortando el camino hacia el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: