Muchos problemas, una razón

El Libro del Zóhar, al igual que toda la Torá, sólo habla acerca de la conexión entre nosotros, que mientras nos unimos, nuestra conexión revela una nueva fuerza. Cada vez nos esforzamos por conectarnos entre nosotros, como si tratáramos de penetrar en el centro de nuestra relación mutua con una fuerza de varios kilogramos”. Una vez que hemos creado la suficiente fuerza para conectarnos, se revela un tipo de conexión especial llamado “el mundo de Assiya“. Cuando creamos una mayor tensión, se revela la conexión llamada “el mundo de Yetzira“. Y así ascendemos los niveles espirituales. No hay nada a excepción de eso.

Así que al leer El Zóhar tratamos constantemente de encontrar la manera de conectarnos más fuertemente unos con otros y de averiguar qué es nuestra conexión. Mediante la conexión que ustedes descubren, alcanzan el nivel de otorgamiento mutuo, y de acuerdo al nivel de otorgamiento mutuo, empiezan a descubrir una fuerza especial, el Creador. Esto es llamado “del amor de los seres creados al amor del Creador”.

Este es el único estado en el que debemos pensar, porque no hay nada además de este estado. En cada nivel existe sólo el ocultamiento de este estado, y la revelación. Según la medida en que tengan que estar conectados, pero aún no lo estén, sienten los sufrimientos: misiles, problemas financieros, en todo sin excepción. Todo por una sola razón: Ustedes no están conectados con los demás con suficiente fuerza.
(93671)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/22/12, El Zóhar

Material Relacionado:
Todo apunta hacia la conexión
Y no tenemos otras preocupaciones…
El hombre es una fórmula de conexión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: