Obteniendo el máximo bronceado bajo la Luz Circundante

La persona viene a estudiar, dado que quiere conocer, entender, y sentir el mundo espiritual. Mientras tanto, sin embargo, no entiende realmente lo que son la recepción para sí misma y el otorgamiento a otros. Sólo sabe cómo cuidar de sí misma, actuar de acuerdo a su deseo de recibir; todo su trabajo es realizar acciones que atraigan la Luz que Reforma.

Lo único en lo que debemos de pensar es cómo abrirnos a la Luz y darle una oportunidad de operar y causar impresiones en nosotros y cambiar nuestros atributos. Constantemente debemos preocuparnos sólo de cómo alcanzar el mejor estado para este tipo de otorgamiento, incrementar nuestras conexiones con el grupo intencionalmente, y organizar todo lo que sea necesario.

Nuestro papel es implementar toda esta suma de condiciones de la mejor manera posible, para que la Luz nos impresione. La Luz es fija, y yo debo apuntar constantemente a colocarme bajo su influencia, una vez en un lado y otra vez en el otro lado de mis pensamientos, mis intenciones, y mis acciones, trabajar con los libros, con el grupo, conmigo mismo, en mis relaciones con las personas que son cercanas o distantes de mí, en todo.

Si la persona piensa en ello constantemente y basa todas sus esperanzas en eso, entendiendo que nada más la ayudará, excepto la influencia de la Luz, ella llega al resultado muy pronto. Esto significa que ella está “esperando la Luz del Creador”, como si esperara el amanecer. Ella siente cómo cambian sus valores al ser convertidos en otorgamiento y amor, al salir de sí misma hacia los amigos, hacia el concepto del grupo, hacia su forma e imagen interna.

Es mediante eso, que la persona comienza a ver su vida. Siente que hay dos deseos en ella: Uno es el deseo natural egoísta de recibir, que por el momento permanece en ella. El otro deseo es el hambre que gradualmente crece en ella, la necesidad, el vacío total, la deficiencia, la cual quiere llenar mediante su anhelo por la conexión.

Después que la persona siente los dos deseos en ella, gracias a la Luz que ha creado un espacio vacío dentro de ella, ya puede recibir alguna dirección. Primero ella sólo tenía un punto en el corazón que no tenía dirección, y ahora entre esos dos vacíos, existe una conexión, la cual determina las direcciones de “yo” hacia los “otros”, y así avanza la persona.

Lo principal es dirigirte constantemente hacia la máxima influencia de la Luz que Reforma, en la mejor y más eficiente manera.
(93408)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 19 de Noviembre del 2012

Material Relacionado:
Del punto A al punto B con la Ciencia de la Cabalá
Dándole nueva vida al trabajo rutinario
La simple ley de la garantía mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta