¡Pide un deseo y se hará realidad!

Pregunta: Si le preguntamos a un niño qué quiere, siempre habrá una pequeña persona que aún no ha sido atormentada por la vida que responderá: “¡Quiero ser mago!” Después de todo, nuestro problema está en el hecho de que perdimos la habilidad de querer mucho y con un gran poder. La vida nos ha vencido, nos ha hecho pequeños, nos ha hecho sufrir, sobrevivir, y nos ha hecho no desear nada más que dejar de sufrir.

Respuesta: En el transcurso de todas nuestras vidas todo lo que hacemos es tratar de deshacernos del sufrimiento, en vez de obtener un verdadero llenado, placer y alcance. Esto es algo de lo que carecemos. Estamos abrumados por nuestra existencia. Este es un enorme infortunio de la humanidad. La persona que llega a tomar consciencia de esto entiende que vivir de esta manera no tiene sentido.

¿Tiene sentido la vida de una manera diferente? Cuando la persona hace esta pregunta entonces probablemente comienza a ver alguna salida.

Réplica: Si le preguntas a un niño qué significa ser un mago, él dirá: “Pediré un deseo y se hará realidad”.

Respuesta: Una persona puede lograr esto ¡Y como resultado de nuestro desarrollo, nosotros debemos lograrlo!

Pero a pesar del hecho de que puede ser difícil, no es tan fácil escapar de la vida corporal e involucrarse en un alcance diferente, en ascender y cambiar tu visión del mundo; sin embargo, eso está dentro del poder de todos y de cada uno. Básicamente la naturaleza nos está empujando a todos a ser magos.

Un mago es alguien que pide un deseo y después hace que se vuelva realidad o lo alcanza por su cuenta ¡Tú lo deseaste y lo obtuviste!

Es ahí donde comienzas a comprender la naturaleza, su eternidad y perfección, y entonces no simplemente te imaginas que tienes una casa en el lago, un yate, etc., ¡sino que entiendes qué desear!

Primero dejas de desear algo material; esto no te trae satisfacción, instantáneamente te elevas al siguiente nivel. Por esta razón ya no estamos hablando de satisfacciones o llenados animales o vegetales en nuestro mundo.

La persona instantáneamente se eleva a un nivel diferente, a un nivel de alcance. Se convierte en alguien que está interesada en la armonía de la naturaleza y obtiene un llenado al ver la imagen de las fuerzas que nos gobiernan, cómo nos despiertan y nos llevan hacia adelante.

Este es el tipo de deseos que surgen en la persona. No estoy diciendo que todos posean esos deseos para empezar. Estos surgen en la persona que está verdaderamente interesada en el significado de la vida y desea convertirse en mago. Es decir, para llegar a ser un mago, debes tomar este aparato gigante, este sistema de gobierno en tus manos.

Cuando comienzas a ver y a comprender el sistema, entonces verdaderamente comienzas a ser llenado por su armonía ¡Este es el placer más elevado! Hasta este grado te acercas, te incluyes en el sistema y sientes su eternidad y perfección. Ya no te asocias con el cuerpo animal perecedero porque ya no existes en el nivel animal, sino que existes en el nivel “Humano”. Tu cuerpo puede morir, pero tú alcanzas deseos enteramente diferentes y existes en ellos.

Ningún deseo que no pueda ser realizado permanece en la persona. Si están dirigidos de acuerdo al sistema general de la naturaleza, entonces seguramente serán realizados. Esos deseos son los que están dirigidos al amor y al otorgamiento.

(92088 – Del Kab.TV “Charlas con el Dr. Michael Laitman” del 03 de Noviembre del 2012)

Material Relacionado:

La naturaleza de los peldaños espirituales
Los cambios internos: un rango de alta frecuencia
Por alguna razón yo no tengo ganas de nada

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: