¿Qué valoro en un amigo?

El amor de amigos es que yo no amo a ninguno de ellos. Naturalmente, quiero dominarlos a todos ellos para que puedan servirme y hacer lo que quiero. ¿Para qué los necesito? Sería mejor si no existieran.

Esta es la actitud “normal” hacia los demás. El amor de amigos significa que no importa cuáles son sus atributos, sus problemas mentales y físicos o sus éxitos; lo que importa es sólo sus puntos en el corazón. Son estos los puntos que yo amo, y no tengo que amar todo lo demás.

En general, incluso el género de la persona no importa, debemos abandonar y alejarnos de las apariencias externas tanto como sea posible. Entonces todos los otros factores comienzan de repente a complementarse.

Esto se debe a que no nos complementamos en los puntos en el corazón, nosotros los conectamos y allí estamos de acuerdo. En el momento en que conectamos los puntos en el corazón, de repente todos nuestros atributos típicos, los cuales son totalmente diferentes, comienzan a conectarse como engranajes. Así es como se adhieren dos discos en el sistema de embrague del automóvil y todo el mecanismo comienza a girar en sincronía. Si conectamos los puntos en el corazón y ascendemos por encima de todos los demás atributos, haciendo caso omiso de ellos, podemos conectarnos. ¿Cómo sucede esto? Yo amo y respeto el anhelo de los amigos por la unidad y su anhelo por el Creador. Creo que él es mejor que yo en eso y que él está más elevado que yo y que anhela más que yo. Así veo a mis amigos como los “más grande de nuestra generación”. Si yo elevo el valor del amigo de acuerdo a lo principal, ignorando sus atributos corporales, me acerco a él y me “sitúo” yo mismo por debajo de él. Así es como nos conectamos.

“El amor de amigos” es la conexión en un todo, en sus puntos de conexión. “Cada uno debe ayudar a su amigo” en eso. Yo puedo servirles de diversas maneras a mis amigos en el grupo y ayudarles a resolver los problemas corporales, pero sólo si somos realmente parte de un grupo que tratamos de conectar nuestros puntos. La sabiduría de la Cabalá es muy estricta acerca de la ayuda mutua simple. ¿Por qué? ¡Puesto que ésta exige la intención de la persona! Aquí tengo que aclarar para mí mismo las cosas, de manera profunda y con precisión, ¿para qué estoy haciendo esto? No es porque sienta pesar o me inquieto por algo, etc. Yo me llevo hacia otro estado; hago algo porque con ello alcanzamos la unidad y sólo lo hago por esa razón.
(92454)
De la Convención en Georgia del 11/06/12, Lección 2

Material Relacionado:
El amor de amigos: Un paso hacia el Infinito
Colgando de los dientes o conectados como ruedas dentadas
El motor eterno que funciona en amor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: