Un campo de juego

Una réplica del último nivel espiritual roto se revela en nosotros como el mundo corporal, el cual sentimos con nuestros cinco sentidos. Al mismo tiempo, tanto la materia como los sentidos son imaginarios, y ellos describen contornos espirituales, como un cuadro en una pared. El cuadro es viejo, pero no es real. La realidad está allá detrás de la pared y sólo tenemos una proyección en la pared.

La gente ve películas y experimenta diferentes sensaciones, ¿es real o no? Estas son sólo reacciones e impresiones. Es como si estuviéramos viviendo en una película que están proyectando para nosotros.

Pero además de la película, yo no veo nada ni sé nada. Toda mi vida ocurre dentro de ella, pasa a través de ella y de esta manera todas mis sensaciones reflejan esta película. Mi sentido de la vista, del oído, del olfato, y del tacto se reflejan en esta película.

Hoy se nos están mostrando películas tridimensionales que presentan un realismo aún mayor. No es ningún secreto que la persona puede ser colocada en cierta esfera y puede mostrársele que esa es su vida, y si ella se acostumbrara a su pequeño mundo, sería difícil probarle que hay una realidad externa: “Aquí están los seres humanos, y aquí está la tierra, y aquí están las estrellas, todo está en su lugar. … “Ella no sale de los límites de esta esfera en sus sentidos. Para ella no hay nada más allá de los límites de sus sensaciones actuales. No siente una deficiencia de algo en algún sentido adicional o que su realidad sea inferior.

Hoy, también yo, mediante el uso de mis cinco sentidos, percibo sólo lo que está dentro de mi esfera. ¿Dónde está el sentido adicional, una vasija que no puede llenarse con nada de lo que hay aquí, sin importar cuánto te esfuerces? La deficiencia adicional es llamada un “punto en el corazón” (•) y está dirigida hacia lo que está por fuera de nuestro universo. Cuando la persona siente este deseo, ella no encuentra su lugar, comienza a buscar y, finalmente, nos encuentra. Nuestra meta es conectarla con el mundo exterior. Ella tiene que salir hacia afuera del “cerco” y deshacerse de él.

El punto es que nuestra esfera está construida como una réplica del mundo superior, y éstos son similares. Sólo debemos utilizar correctamente lo que hay aquí. Yo tomo mi chispa, el punto en el corazón, y la inserto en las relaciones mutuas con los amigos, como si quisiera amarlos. Entonces veo que en realidad no quiero eso, pero la deficiencia ya ha sido creada, y la chispa ya tiene una dirección y puedo exigir la corrección.

Así que lo principal es insertar mi chispa en el “campo de juego” y obligarme yo mismo a jugar según las reglas. Por medio de este juego yo adquiero una mente real y la deficiencia correcta. Así que, a partir de un modelo de demostración, de una forma similar paralela, yo puedo ir hacia el mundo real.

Este mundo no es más que un “campo de juego” imaginario y sólo mi chispa es real. Este pequeño “punto en el corazón” es una parte Sagrada de lo Alto, y si lo uso correctamente en el juego, tendré éxito y creceré.

(92099 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 4 de Noviembre del 2012, Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:

125 pasos hasta el creador
El estado más peligroso en el camino
Un salto hacia la corrección

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta