Un movimiento consciente hacia el Creador

La aspiración consciente hacia el Creador significa que nosotros organizamos un grupo, su centro espiritual, lo ensamblamos, que todas nuestras aspiraciones están direccionadas hacia adelante, que todos somos iguales, que todos estamos conectados, y esperamos encontrar al Creador y aferrarnos a Él como a nuestro único lugar de rescate específicamente en el grupo.

Un niño pequeño se aferra a su madre (el no conoce a nadie más en el mundo), se agarra de ella, la siente, y reconoce su olor, y eso es todo: Él no necesita nada más. Así debemos nosotros llegar a ese estado con el fin de aferrarnos al Creador, pero sólo a través del grupo y desde dentro de él. ¡Este es nuestra salvación! Es específicamente en este estado que cruzamos el Majsom (la barrera que nos separa de la espiritualidad), el primer punto de conexión, adhesión, de contacto con el Creador.

Esto está bien descrito en las historias de la salida de Egipto, cuando uno ya no sabe qué está sucediendo. La gente huye de allí en la noche, corre sin saber hacia dónde, salta a través del Mar Rojo. Salta en el abismo, sin importar dónde, ¡lo importante es seguir hacia adelante, hacia el Creador, y aferrarse a Él! No sabemos qué habrá ahí, y no hay necesidad de saberlo. Uno se encuentra en este estado, y en este estado se cruza el Majsom. Es ahí,  en nuestro estado presente, cuando nosotros por así decirlo, somos sacudidos ligeramente de lado a lado, que tenemos que añadir estas grandes sacudidas.

Y después que uno cruza el Majsom, sigue siendo sacudido con más fuerza. Hay, por un lado, encuentra las Klipot (las cáscaras) y por el otro, la divinidad, es decir, fuerzas de impureza y santidad. Hay comienzan los problemas serios, que no se detienen hasta Gmar Tikkun (el final de la corrección). Estos viajan desde la parte inferior hacia la parte superior por un cono, y menos (-) y más (+) se vuelven cada vez mayores. Y eso nos da mayor necesidad de aferrarnos al Creador. Y esto es lo que significa Su ayuda. Es por esto que es llamada “ayuda en contra de él”.

Pero ¿hay otra posibilidad de llegar a Él si somos egoístas y fuimos creados en oposición a Él? No hay ninguna otra manera.

Entonces, ¿cuál es nuestra participación en esto? Cuando estamos siendo sacudidos, nosotros nos aferramos al Creador, como un niño a su madre, llorando, anhelando, aferrándonos a Él. ¿Cuál es nuestro trabajo con el fin de agarrarnos a este proceso y transformarlo en bueno, consciente y digno?

Pregunta: ¿Cómo podemos hacer este proceso con el fin de participar en él y no sólo a ser sacudidos de un lado a otro y así anhelar aferrarnos a Él? ¿Cómo es posible transformar este camino en algo más normal? ¿Cómo es posible acelerar nuestro progreso?

Respuesta: Nosotros podemos participar en este proceso sólo en el caso que nos acercamos a él con más fuerza y alcancemos el punto de conexión dentro del grupo. A través de este punto, nos aferraremos al Creador con más fuerza.

Tenemos que hacer esto conscientemente a fin de que las sacudidas provenientes del lado del Creador no influyan en nosotros, de manera que también nosotros mismos, independientemente de las sacudidas, exaltemos la conexión con Él, para atraernos más al Creador, a un estado en el que estemos en reciprocidad, unidad, amor y asistencia mutua, en el que ser un todo completo sea importante para nosotros. Esto no debería ser con el fin de escapar de los problemas, sino debido a que es importante en sí mismo.

(92886)
De la Convención en Georgia del 11/05/12, Taller 1

Material relacionado:
Aferrándote al Creador sin disolverte en Èl
No te preocupes todo va de acuerdo al plan de la creación.
Adiós a Egipto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: