Una Convención: el momento más alegre

Pregunta: A menudo pensamos cómo llegar al estado de plegaria. Por otra parte, la convención es como un acto alegre…

Respuesta: La plegaria no debe ser triste. Una plegaria es una expectativa de corrección. ¿Debería llorar,  ponerme de rodillas y golpear mi cabeza contra un muro? No hay nada como esto.

La plegaria se siente en el corazón. Yo quiero que mi corazón sea corregido. Lo preparo para que este atraviese cambios, para que deje de ser egoísta, que deje de pensar sólo en sí mismo.

Una vez que el corazón deja de pensar en sí mismo, inmediatamente yo empiezo a sentir el mundo superior. ¡Esto es lo que quiero! ¡Esto se llama una plegaria! Nada más.

Pregunta: Pero estamos diciendo que necesitamos llegar al estado de desesperación, impotencia, a alguna sensación muy difícil, pero una convención simboliza un estado de alegría, unidad. ¿Cómo puedo poner esto en uno solo?

Respuesta: Esto también es fácil.

La desesperación debe ser alegre. Es decir, me desesperé de mis propias habilidades, ¡mira lo que he logrado!, ya no tengo esperanza en mí.

Baal HaSulam escribe que no hay un momento más alegre en la vida de la persona que cuando ella siente que no puede ayudarse de ninguna manera, y nada le ayudará sino sólo un milagro de Arriba, ahí es cuando esto ocurre. No hay un momento más feliz que la sensación de que sólo esto la salvará. ¿Qué podría ser mejor?
(94110)
De una Lección virtual del 25 de Noviembre del 2012

Material Relacionado:
Una plegaria por la corrección
El corazón no puede aguantar sin amor
Acortando el camino hacia el creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta