entradas en '' categoría

Los demás, el Creador y yo

Baal HaSulam, “La Paz”:… determinado de manera práctica como “otorgamiento a los demás”, lo cual significa que la manifestación real del amor a los demás es otorgarles el bien a los otros, el amor a los demás debe ser determinado como otorgamiento a los demás.

Pregunta: ¿Qué es “otorgarles el bien a los demás”?

Respuesta: Es el otorgamiento que se adapta al otro, de acuerdo a lo que es bueno para él y no de acuerdo a lo que yo creo que es bueno para él. El bien de los demás se determina por medio del servicio al Creador. Sin estos tres puntos: “los demás”, “el Creador” y “yo”,  estamos perdidos. Si yo trabajo de acuerdo a las ideas de los demás, estaré bajo el control de ellos, y si yo trabajo para mí mismo seré esclavizado por mi ego, necesito a alguien que sea incluso más elevado a fin de que se cree la correcta formación: el inferior, el superior, y algo más elevado, sólo entonces puedo estar seguro de que estoy aferrándome a la línea correcta.

Pregunta: ¿Dónde estoy yo mientras les otorgo a los demás?

Respuesta: En el último eslabón de la cadena, en el Creador, puesto que desde allí puedo relacionarme correctamente con los demás y conmigo mismo.

Pregunta: ¿Y dónde está mi “yo”, entonces?

Respuesta: Por fuera de mí mismo y por fuera de los otros, buscando lo que es bueno para los demás con el fin de alcanzar la adhesión con el Creador. Veo al Creador como mi meta y entonces la adhesión con Él es lo único bueno.

Pregunta: ¿Y si los demás no saben lo que quieren?

Respuesta: Un bebé tampoco sabe lo que quiere, pero yo cuido de él, y por eso entiendo qué necesita para crecer, para ser fuerte, sano, sabio, etc. Así que si yo le otorgo a alguien, él es como un bebé para mí, es más pequeño que yo. En ese caso, yo soy el que otorga y él es el quien recibe mi otorgamiento. Esto significa que tiene una deficiencia que yo le lleno. Esto significa que tengo que descubrir una deficiencia en él que se adapte a mi llenado, puesto que no puedo darle pan si quiere leche. Y, además, tengo que descubrir una deficiencia en que esté en su favor, una deficiencia por medio de la cual él se acerque más al Creador.

Con el fin de hacer eso, yo tengo que conectarme con los demás y juntos alcanzar una conexión con el Creador. En otras palabras, tengo que llevar a cabo la conexión de los demás con el Creador, y entonces seré capaz de llenarlos. Después de todo, ¿con qué puedo llenar a los demás? Yo no soy la fuente de la Luz, pero traigo a los otros a la adhesión con el Creador, y eso significa que los lleno. Por esta razón, es imposible que podamos arreglárnoslas sin la formación de los tres niveles.
(94397)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/30/12, “La Paz”

Material Relacionado:
Amar incondicionalmente
La creación comienza aquí y ahora
Altruismo auténtico y ayuda humanitaria

El elixir que remueve el velo de los ojos

Si la persona llega a la sabiduría de la Cabalá y la estudia todo el tiempo para sí misma, pero no para alcanzar una cualidad más elevada, entonces, ésta cierra todo para ella. No entiende nada de lo que sucede en su interior si ella no se sintoniza con la conexión del grupo, si no busca la corrección, si no se cambia a sí misma a través de la Luz superior, y si no tiene la necesidad urgente de cambiarse a sí misma.

Al principio ella realiza todas las acciones artificialmente, y sólo gradualmente, bajo la influencia de la Luz superior esto se convierte en un requisito necesario. Pero si no tiene la dirección correcta y no quiere participar en esto incluso artificialmente, como un niño en un juego, entonces la Cabalá se convierte en veneno en vez del “elixir de vida”.

¿Por qué? Debido a que ella se hace aún más egoísta. Quiere hacer dinero con la ayuda de la Cabalá. Cree que ya se ha vuelto grande y que no necesita nada más. Estas personas por lo general se hacen a un lado o abren sus propios grupos. Pero esto es bueno. Todo se aclarará finalmente.
(94369)
De una lección virtual del 11/18/12

Material Relacionado:
El paciente está muerto y se siente bien consigo mismo
Una doble acción con un solo propósito
Obligados a amar

La perfección de los opuestos

Pregunta: ¿Qué le sucede a la individualidad de cada uno durante la unidad del grupo mundial? ¿Tienen alguna importancia nuestros atributos cuando el Creador nos separa, nos conecta o requiere alguna clase de esfuerzo de nuestra parte? ¿O estos no hacen ninguna diferencia?

Respuesta: Imagina que una vez había un cuerpo y este se rompió en pequeñas partes. ¿Cómo es posible crear ahora el mismo cuerpo, partiendo de todas esas partes?

Cada uno de nosotros es responsable de una cierta parte de este cuerpo general llamado Adam HaRishón (el primer humano). Yo soy una pequeña parte de su hígado, y tú eres una pequeña parte de sus pulmones y alguien más es una pequeña parte de su corazón, etc.

Entonces ¿cómo podemos cambiar nuestra base? ¡Es imposible!

Por lo tanto cada uno necesita permanecer con uno de sus atributos iniciales. Él conserva su carácter con todos sus atributos innatos. Son todos suyos. Es precisamente gracias a esta individualidad que él se expresa.

Sin embargo, toda esta maravillosa imagen se compone específicamente de opuestos, de las diferencias de cada uno de nosotros que es completamente opuesto a su amigo. Y entonces todos ellos pueden conectarse y en esta conexión alcanzan esta combinación, como un cuerpo general que será especialmente perfecto gracias a que cada uno se complementa con el otro. Bajo ninguna circunstancia ellos necesitan ser idénticos.

¡Sólo se necesita una cosa de la persona, que se conecte con otros en otorgamiento a todos los demás! Al seguir esta condición, cada uno se realiza en un modo individual con respecto a los demás. Y a partir de ahí, sale un Kli (vasija/deseo) enorme, integral el cual está completo.
(94202)
De una lección virtual del 11/11/12

Material Relacionado
Filtra todo lo redundante
De egoístas separados a un todo único
Desecha las gafas distorsionadoras

La generación que está revelando el misterio del Universo

La ciencia de la Cabalá debe revelarse a la persona sólo cuando ésta quiere entender el significado de la vida. Sin embargo, si todavía no procesa este deseo, si está totalmente inmersa en la vida de este mundo y sólo se preocupa de asegurar su vida por el periodo de su existencia, entonces no hay razón de hablarle sobre la ciencia de la Cabalá. Esta no es para ella y sólo puede llegar a confundirla. Déjala continuar su desarrollo egoísta y no toques el tema de la ciencia de la Cabalá.

Es por esta razón que los cabalistas han ocultado esta ciencia a través de los siglos, esperando hasta que la humanidad alcance un estado en su desarrollo en que ésta empiece a preguntarse por el significado de su vida. Nosotros vemos esto hoy en día en los grandes problemas del mundo,  en la amplia crisis general que permea absolutamente cada esfera de la actividad humana.

Esto es evidente a través del estado depresivo actual de la humanidad, reflejado en el número de suicidios, y por el hecho de que el mundo va cuesta abajo y no puede hacer nada al respecto. Todo está cuesta abajo, tanto la élite como la gente común. Hay una desaparición gradual de la clase media, de la industria manufacturera está desapareciendo; estamos perdiendo el interés por la vida. No sabemos qué hacer. Nos damos cuenta de que existe la posibilidad de una tercera guerra mundial, pero nosotros lo tomamos con calma como si fuera nuestro destino que está empujándonos hacia algún lugar, ya que nos damos cuenta de que no tenemos fuerza, ni conocimiento e incluso ni un deseo para oponer resistencia. La alienación y la impotencia reinan en el mundo.

Es precisamente en esta generación que la ciencia de la Cabalá debe ser revelada, porque a partir de ésta, ellos no sólo entenderán cómo salir del estado presente, el cual les ha dejado sin esperanza, sino que además descubrirán lo que les espera en el futuro: un estado eterno, perfecto y completo que es billones de veces más grande que cualquier cosa que hayamos sentido en este mundo.
(94283)
De una lección virtual del 11/18/12

Material Relacionado:
Es el momento de cambiar
La ciencia que no tiene precio
El fruto ha madurado

Donde hay amor no hay lugar para las preguntas

Pregunta: ¿Por qué dedicamos toda nuestra atención a la fábrica de difusión? ¿Cuándo dedicaremos nuestra atención a la parte más importante, al trabajo espiritual?

Respuesta: Nosotros tenemos que estar preocupados por la fábrica ya que debemos estudiar al consumidor: qué es lo mejor para él; cuál es la mejor manera de diseminar el material, qué le sirve, etc. Tú llegas a involucrarte con el mundo externo y por lo tanto tienes que resolver miles de preguntas diferentes relacionadas a la comunicación y la difusión. Sin embargo, ¿qué pregunta puede haber en un grupo si tenemos amor? Si hay amor, entonces no hay preguntas. Entonces el problema es que no hay amor. Alcancemos el amor y entonces no habrá más preguntas.

Después de todo, las preguntas surgen del egoísmo. ¿Cómo deberíamos organizarlo todo? ¿Tal vez debamos separarnos o tal vez juntarnos?  ¿Hay aquí un lugar para la mujer o no lo hay? Cuando existe la comprensión de la meta y la alcanzamos juntos, entonces no hay más preguntas. Es por eso que debemos elevarnos por encima de nuestro egoísmo, y todas las preguntas desaparecerán naturalmente.

¿Estás siguiendo el ejemplo del Creador o del egoísmo? ¿Qué te maneja? Tú tienes que estar consciente de esto y entonces todo será más fácil. Yo tengo muchos problemas con nuestra fábrica mundial de Cabalá, desde la mañana hasta la noche hay reuniones, debates, etc. En mi opinión, cuando se llega al grupo, no debería haber ningún cuestionamiento.

La relación entre los amigos debería estar dirigida sólo hacia el amor. Yo no quiero hablarle a mi amigo sobre nada más que el amor entre nosotros y la exaltación del Creador, ya que precisamente en este aspecto, él es mi amigo. Si no, entonces no hay nada de qué hablar. Trata de ser específico. De esta manera tu tiempo y energía no se malgastan en cosas irrelevantes, todo seguirá hacia adelante y tú verás el avance por ti mismo.
(94196)
De una lección virtual del 11/11/12

Material relacionado:
¿Disputas o conexión?
El grupo: Direccionándonos hacia el objetivo
Un boomerang siempre vuelve a ti

La mágica Luz del amor incondicional

El proceso de corrección está dividido en varias etapas que determinan el orden de nuestro avance. Si se nos permitiera sentir ahora en nuestras vasijas de recepción el placer que viene del Creador, que Él es bueno y benevolente, nunca seríamos capaces de corregirlas para que sean con el fin de otorgar. Entenderían qué placer hay en la Luz superior y sería imposible restringirlas y corregirlas.

Entonces durante la primera etapa, la persona debe alcanzar la fe, lo cual significa adquirir la fuerza de otorgamiento que nace en ella mediante la influencia de la Luz si hace esfuerzos al trabajar en el grupo, anhelando el otorgamiento, según el grado de su entendimiento de este atributo. Entonces la fuerza que de pronto lo obliga a sentir que el otorgamiento es bueno, gradualmente se estabiliza en ella.

Parece que ella prefiere el otorgamiento por razones egoístas también, pero no es así. Ella disfruta del hecho de no ser egoísta. La Luz, debido a su influencia le da esta inclinación, tales valores, que le fuerzan a valorar el otorgamiento. Entonces la persona está dispuesta realizar acciones de otorgamiento en aras de las acciones en sí. Sólo pide ser capaz de realizar acciones hacia aquellos que la rodean.

Según el grado en que adquiere la fuerza de otorgamiento, ella comienza a entender cómo trabajar con sus vasijas, lo cual es llamado observar los 613 mandamientos, lo cual significa la corrección de los 613 deseos en los que está dividido el deseo general de la persona. Entonces, por supuesto, usa todo su deseo sólo con el fin de otorgar.

Al grado en que puede usar sus propios deseos con el fin de otorgar, ella comienza a sentir no la fuerza de otorgamiento, sino la fuerza del amor. Así, como resultado de observar los 612 mandamientos, llega al último mandamiento, al mandamiento número 613, el amor del Creador.

Entonces el placer eterno se le revela mediante todos esos mandamientos, lo cual era la meta de la creación, mediante la cual el Creador inicialmente tenía la intención de llenar al hombre.

Resulta que ni un solo paso en este camino es posible, sin la deficiencia de la persona que lo precede. En eso la persona depende totalmente del entorno. De manera que según el grado en el que este dirige a la persona e incrementa su deficiencia por el otorgamiento, ella eleva a su entorno de manera que esas deficiencias sean su meta común.
(94394)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 11/30/12

Material Relacionado:
Hasta que uno se transforme en un ser humano
De Tus acciones Te conoceremos
Las prendas luminosas del alma

Otorgamiento y recepción: un conflicto en todos los niveles

Baal HaSulam, “Exilio y redención”: El Creador nos mostrará evidentemente que Israel no puede existir en el exilio, y no encontrará reposo como el reposo de las naciones que se mezclaron entre las naciones y encontraron reposo, y se asimilaron, hasta que no quedó ningún rastro de ellas.

En general, las vasijas de recepción están divididas en 70 partes llamadas “las naciones del mundo”. Durante la fragmentación todas se integraron y también se integraron con el deseo de otorgar.

Pero existe otro problema aquí: Por una parte, la integración de los deseos de recibir no crea una colisión. Incluso si son diferentes, no se contradicen el uno al otro por naturaleza. Al contrario, operan de acuerdo a un plan colectivo de recepción, y ciertamente se entienden entre sí. En general, las naciones de este mundo también se entienden entre sí y sienten que pertenecen a la raza humana.

Pero no es así con los deseos de otorgar, con aquellos en los que existen chispas de otorgamiento. Es más, ellos también estaban en las correcciones durante la época del Templo. Existen Reshimot (registros de información) de otorgamiento que aún permanecen en ellos y entonces pertenecen a especies totalmente diferentes. Es aquí donde se crea el conflicto: El deseo de recibir, por su naturaleza, odia al deseo de otorgar, el cual es opuesto a este y parece forzarlo a otorgar. El deseo de otorgar, por su parte, no siente odio hacia el deseo de recibir, ya que fue enviado por el Creador para cuidar del deseo de recibir y ayudarlo y no para ser hostil hacia este.

Entonces de parte del pueblo judío no hay odio hacia las naciones del mundo, sino que hay cierta debilidad. Las naciones del mundo sin embargo, odian a los judíos, porque el deseo de recibir quiere atrapar al deseo de otorgar y esclavizarlo bajo su dominio. Así son las cosas, cuando “algo a partir de nada” se encuentra con “algo a partir de algo”. Los eventos en nuestro mundo emanan de la naturaleza superior.
(94389)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/29/12, “Exilio y redención”

Material Relacionado:
“Alienígenas” de la antigua Babel
Los antepasados: Antes y ahora
El tiempo de los nietos está aquí

Un ego que ha mutado y se mata a sí mismo

Si existe un deseo de recibir en nosotros y nada más que eso, entonces funcionamos como robots. En el momento en que algún placer nos ilumina, inmediatamente comenzamos a perseguirlo y en el momento en que sentimos sufrimientos, tratamos de escapar de ellos. Este es el comportamiento natural de todo ser creado: el inanimado, vegetativo, o animado.

La persona común en nuestro mundo no es diferente de los animales cuando se trata de esto, porque el deseo de recibir también opera en él, pero su deseo de recibir es simplemente más sofisticado y confuso, ya que la persona no entiende de dónde viene todo de repente.

Los animales funcionan de acuerdo a sus instintos naturales y no hay nada externo que los influya. La persona, sin embargo, es motivada por atributos como la envidia, lujuria, y honor. Ella es impresionada por el entorno que puede influirla para que valore cosas que están en contra de su naturaleza y que la destruyen.

La sociedad no opera en favor del individuo, sino en favor de la sociedad general rota, egoísta. Si la persona es egoísta, entonces simplemente funciona como un animal con su pequeño ego. Trata de arreglárselas en este mundo tanto como puede: de construirse una mejor casa, con condiciones más cómodas y opulentas. Trata de hacer lo que le produce beneficio a su cuerpo.

Así se desarrollaron las personas en épocas antiguas. Pero cuando su ego creció y los forzó a conectarse, con el fin de obtener una mayor ganancia una a expensas de las otras, esta conexión egoísta generó un fenómeno llamado “opinión pública”. Este efecto del entorno se volvió dañino para el individuo, ya que no sólo el ego creció debido a esa conexión, pero además tomó formas distorsionadas que están muy lejanas de las formas naturales.

Ésta no era una conexión natural, sino una conexión distorsionada de los deseos, ya que cuando muchos egoístas se conectan, sus deseos son opuestos a los deseos del otro y es imposible entender cómo pueden incluso conectarse. Entonces la influencia del entorno en cada individuo trae tales distorsiones y corrupciones del deseo natural, como: envidia, lujuria, honor, y poder.

Así es como se desarrolló la humanidad: El ego individual creció, y como resultado de las conexiones distorsionadas de los egoístas que estaban bajo la influencia negativa del sistema social en cada individuo, la sociedad se desarrolló en dirección opuesta a la Santidad, al estado corregido al cual eventualmente debemos llegar en el futuro.

Nuestros valores sociales se han alejado años luz de las necesidades humanas naturales…y como resultado todos funcionamos de acuerdo a valores artificiales, egoístas que sólo nos dañan. Pero somos obligados a operar de esta manera ya que estamos subordinados a la ley de acuerdo a la cual el entorno afecta a la persona.

Todo el problema está en el hecho de que este entorno es malo y nuestro grande, complejo y distorsionado ego, ha mutado de diferentes maneras de una generación a otra, de manera que ni siquiera entendemos que este nos afecta y nos lleva por caminos que son opuestos al camino natural y corregido.
(94386)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/29/12, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”

Material Relacionado:
Un hombre con un arma
¿En qué sentido es bueno el ego?
Conectados por medio del odio

“Una escandalosa predicción” hecha por Saxo Bank

Opinión (Steen Jakobsen, Jefe Economista & CIO, Saxo Bank): “Los responsables políticos están dándose cuenta finalmente de que la tensión social puede superar muchas reformas necesarias y financiar las necesidades en virtud de concentrar a los votantes. Nótese que los grupos de gente que se manifiestan a lo largo de Europa ya no son solo sindicatos o trabajadores públicos. Ahora éste es un asunto nacional para muchos países. Ya se ha perdido una generación de jóvenes, con todas las consecuencias negativas esperadas en cuanto a productividad, innovación y perspectiva pura en la vida…”

“Si, los responsables políticos ignoran este llamado al ‘cambio’, entonces los votantes estarán radicalizados, moviéndose políticamente hacia la extrema izquierda y la extrema derecha. Nosotros consideramos que vamos tener una Predicción Escandalosa para el 2013 que incluye un retroceso serio hacia el Comunismo en Europa del Este y hacia estados más autocráticos en el Sur de Europa…”

“En tiempos de crisis la gente se va a los extremos, y ahora esta es una crisis descomunal, dado que tenemos en su lugar una crisis bancaria, económica, política y social. De hecho no puede empeorar, lo cual probablemente es algo muy bueno. … ¿Ahora es tiempo de cambiar? Yo lo dudo, pero este es un paso en la dirección correcta, y prueba, una vez más que para crear un mandato para el cambio tú necesitas una crisis mucho más seria”.

Mi comentario: Si Europa no entiende su único remedio, la educación integral, ésta se separará no solo en estados, sino en pequeñas formaciones para igualar al ego.
(94403) 

Material Relacionado:
Tensión Social
La guerra por la paz
Surgen protestas alrededor del globo

Lección diaria de Cabalá – 12.02.12

Preparación para la Lección
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

“Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, ítem 44, Lección 15
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extracto seleccionado, Parashat “Emor”, ítem 247, Lección 20
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, vol. 3, parte 8, “Seder Siba uMesuvav”, ítem 1, Lección 45
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

“Exilio y redención”, (comenzando desde: “Y deberíamos aclarar”), Lección 4
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar