Acerca de los hechos y los mitos

Baal HaSulam, “La paz”, Primer método: La naturaleza

Este método es antiguo. Dado que no encontraron un camino y un pasaje para acercar esos dos opuestos obvios, ellos llegaron a asumir que el Creador, quien creó a todos estos, vigila todopoderoso sobre Su realidad  para que nada sea cancelado, es inconsciente e insensible.

Entonces, aun cuando él vigila la existencia de la realidad con asombrosa sabiduría, aun así Él no tiene consciencia, y hace todo eso sin sentirlo. Si hubiera alguna razón y sensación en Él, ciertamente no dejaría esas fallas en la provisión de la realidad sin pena y compasión por los atormentados. Por esta razón, lo nombraron “Naturaleza“, es decir un supervisor sin consciencia, sin corazón. Y por esa razón, ellos creen que no hay nadie con quién enojarse, a quién orar, o ante quien justificarse.

Este es un concepto antiguo, un enfoque, aun cuando nosotros lo vemos como un nuevo alcance del materialismo. El camino más simple es ver el mundo como es, y este es en realidad el enfoque inicial de la humanidad. Las religiones, creencias, y enfoques filosóficos llegaron mucho después, cuando el hombre se desarrolló internamente, se volvió más complejo, y comenzó a inventar diferentes mitos. Al principio las personas simplemente veían la naturaleza y vivían en ella como animales que tampoco creen en nada. Así es en realidad como debemos relacionarnos con la naturaleza, como se nos dice, “el juez sólo tiene lo que sus ojos pueden ver”.

Los siguientes enfoques surgieron del desacuerdo con lo que sucede en la naturaleza; las personas los inventaron como diferentes excusas, y por lo tanto todos son falsos. En realidad, nosotros vemos hechos que son independientes de nuestra actitud hacia ellos. Pero el hombre inventa diferentes excusas para endulzar la vida o disfrutar de falsas esperanzas.

Una actitud sana hacia la vida está en el enfoque científico. Vemos el efecto de las leyes inamovibles en todos los lugares, la actividad de los sistemas y la periodicidad de los elementos naturales. Si yo veo que así es como son las cosas, entonces es así, y no me ofrezcas una variedad de mentiras. Veo la verdad y cualquier adición a esta es individual y no se puede contar con ello. Es en esas adiciones que se crean las creencias, mientras que la naturaleza se revela en los hechos como es en realidad.

La sabiduría de la Cabalá continua con este enfoque, nos habla de los principios de la percepción de la realidad. Vemos este mundo ante nosotros, y, excepto por eso, nos dice que existe toda un área llamada “el mundo superior”, la cual no es imaginaria, sino que puede estudiarse de forma científica. Así, la sabiduría de la Cabalá da continuación a la ciencia convencional y realiza investigación más allá de las fronteras de la ciencia convencional.

 

Con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá, yo continúo con la investigación científica y desarrollo nuevas vasijas de percepción, expando su rango, y observo el principio de “el juez sólo tiene lo que sus ojos pueden ver”. No existe nada además de eso; todo lo demás, incluyendo las religiones, en realidad es filosofía.

(95592 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de Diciembre del 2012, “La Paz”)

Material Relacionado:

La ciencia de cambiarse a uno mismo
La cabalá y las enseñanzas ocultas
La sabiduría de la cabalá y la filosofía: ¿quién tiene la última palabra?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta