Acuario

La Torá es el medio por el cual nosotros podemos alcanzar la meta espiritual. “Yo he creado la inclinación al mal; He creado la Torá como especia”. Esto significa que la Torá es parte de la creación, del sistema completo de los mundos por medio de los cuales podemos atraer sobre nosotros mismos la fuerza que nos corregirá y nos elevará gradualmente a los niveles de los mundos espirituales hasta que alcancemos el final de la corrección.

Sin embargo, las correcciones son necesarias para al realizarlas, nosotros lleguemos a conocer al Creador quien hizo intencionalmente esta falla. Sólo puedo conocerlo y ser como Él en mis deseos corregidos. Todo esto viene junto como en una madeja de hilo. Nosotros debemos constantemente anhelan ver este mundo como un todo. Si no vemos la unidad, significa que no estamos correctamente enfocados en la meta.

Cuando ustedes miran toda la creación, a las personas, al grupo, el estudio, a la humanidad, la política, todos los eventos, los mundos superiores, a los cabalistas, la historia desde diferentes perspectivas, sin importar cómo la estudien y desde qué perspectiva, deben ver lo mismo. Si todo esto no se une, significa que ustedes todavía tienen que corregir algo en su percepción. Con el tiempo, verán cómo se conecta esto en una madeja ideal de hilo, y todo lo que tienen que hacer es solo arreglar algunos montones en ambos extremos con el fin de conectarlos y recibir una esfera perfectamente lisa que está construida como un holograma.

Hubo un físico David Bohm, quien dio un ejemplo muy claro de esto: Hay dos cámaras enfocadas desde diferentes lados en un acuario. Primero le parece al espectador que ve peces diferentes en lugares diferentes. Pero cuando comienza a relacionar una imagen con la otra, ve la conexión entre ellos, la dependencia mutua, y entonces empieza a entender que es el mismo pez en el mismo lugar.

De la misma manera, también nosotros percibimos todo de manera separada como imágenes inconexas: nuestros miedos, amores, el grupo, el estudio, este mundo, política e historia. Pero la verdad es que estamos simplemente mirando el mismo “acuario lleno de peces”, en la misma situación, desde ángulos diferentes.

Traten de practicar esto con el fin de llegar a una imagen unificada. Cuando nosotros alcancemos esa actitud, todo se volverá simple.
(96047)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/19/12, “La Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”

Material Relacionado:

“Ven y ve” tu nuevo yo
La Torá me habla de mi camino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: