Ayúdale a la persona a levantarse dos veces

Pregunta: ¿Quién tiene la culpa por el hecho de que la persona se levante y avance lentamente?

Respuesta: La razón principal para esto es la pereza. Ella no se asegura de que los amigos la despierten y la obliguen. Después de varios intentos fallidos, la sociedad deja de prestarle atención a ella, ésta no está obligada a tratar con ella para siempre.

Ésta tiene que llamarla dos veces, como en el ejemplo del burro que cae y es ayudado a levantarse dos veces del Talmud. Si no funciona entonces eso es todo. La persona no puede pedirle constantemente al grupo que tire de ella hacia adelante, puesto que tienen su propio trabajo entre ellos.

Ellos trataron de revivirla una vez, pero ella no se despertó, y lo intentaron por segunda vez, y tampoco esta vez funcionó, así que no hay tercer intento. Si ella quiere irse, déjenla. Tenemos que escribir nuestro protocolo y determinar la actitud de los amigos de acuerdo a estas condiciones.
(96298)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 23 de Diciembre del 2012, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”

Material Relacionado:
Un burro que no soportó la pesada carga
¿Estás sobre el burro o el burro está sobre ti?
¿Qué está deteniéndonos?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: